Posted tagged ‘Nadine Heredia’

Nadine

marzo 25, 2012
Nota de Redacción.- Willy Quevedo nos ha hecho llegar un sabroso artículo de futurología política, que publicamos porque apreciamos la imaginación y la vocación precognitiva de nuestro colaborador.
Es innegable que Nadine Heredia es ambiciosa y está fascinada con el poder. Si Nadine desea trascender a su esposo Ollanta Humala, necesariamente tendrá que separarse de él.
La separación matirmonial continuaría una tradición que se remonta a los expresidentes Manuel Pardo, Fernando Belaúnde, Alberto Fujimori, Alan García y Alejandor Toledo. Todos ellos rompieron sus enlaces y, salvo TOledo, se unieron a diferentes damas
La historia se acuerda de Lilith no de Eva. Lilith fue la primera mujer de Adán. Se negó a obedecerle y la tierra se la tragó. Desde los primeros tiempos, Lililith vuelve en las noches, para aparecerse en los sueños de los varones y ocasionarles adúlteros deseos sexuales.
Sabemos que hoy está fracasando la mayoría de las relaciones de pareja. ¿Está vacunado el
amor entre Nadine y Ollanta? Lo importante es comprender que cuando estamos hablando de querer o de amar a una persona podemos estar diciendo deseo de comunicación, deseo de relaciones sexuales, deseo de compañía, deseo de convivencia, deseo de tener hijos, deseo de ayudarla, deseo de querer su felicidad a cualquier costo. Como observamos, la palabra amor es peligrosa y contundente.
A las mujeres ambiciosas no les gusta mantener una relación con un hombre que socialmente ocupa un lugar inferior al de ellas. Cuando Ollanta empiece a bajar en las encuestas, a Nadine ya no le convendrá continuar con él.
Para representar a la peruana moderna, no hay mejor prospecto que una madre soltera. Nadine crecería mucho si abandona a Ollanta y se lleva a sus tres hijos.
(Willy Quevedo Tamayo)
Anuncios

La pareja ideal

marzo 19, 2012

En menos de 24 horas, Ulises Humala, Lourdes Flores y César Hildebrandt se han expresado críticamente acerca del exceso de poder de que disfruta la primera dama Nadine Heredia de Humala. Casi, casi, los tres han coincidido (es una traduccìón libre del suscrito) en que quizá el presidente debería ser conocido como Ollanta Humala de Heredia.

Lo cierto es que, sin embargo, los tres enfoques encierran diferencias sustanciales. Mientras Ulises expresa el resentimiento familiar y Lourdes se concentra en el sacolarguismo del presidente, Hildebrandt apunta al único hecho esencial: los peruanos elegimos a Ollanta Humala y no a Nadine Heredia y la primera dama no debería exhibir desfachatadamente el evidente poder de que dispone. Ni aún siquiera la feroz Eliane Karp llegó a tanto.

Ciertamente, hasta ahora, Nadine despierta simpatía. En ese punto le pedimos disculpas por compararla con Eliane. Pero el tema no es cuán simpática es la esposa del presidente de turno, el tema es que a ella no le corresponde gobernar, apenas le corresponde acompañar al presidente en actos protocolares y representar el espacio filantrópico del despacho presidencial.

Nadine Heredia puede postular a la presidencia en 2021, el año del bicentenario de la independencia. Antes no puede de acuerdo a la ley vigente.

Lo que pasa es que la mayor parte de los gobernantes, sus familiares y sus ayayeros, cuando tienen un período de gracia ante la opinión pública, creen que es posible alcanzar permanencia en el tiempo. Entonces se lanzan a la piscina con el mayor despropósito y, normalmente, el tiempo les demuestra que lo único que obtuvieron fue un gigantesco chichón, cuando no una auténtica conmoción.

Recuerdo que en 1985, en pleno apogeo de un joven y esbelto presidente, que ahora es sebáceo y estragado, hubo un breve ministro de Energía y Minas. Se llamaba Wilfredo Huayta y, estupefacto ante la transitoria popularidad del balconeador, anunció a los cuatro vientos que el APRA gobernaría 50 años continuos.

El APRA salió del gobierno vergonzosamente en 1990 y sólo retornó en 2006 debido a la pésima candidatura de Lourdes Flores y a la excesiva transparencia de su rival en la segunda vuelta. Quién hubiera dicho que, hoy, aquéllos que enfrentaron con iracundia a Ollanta Humala en esa ocasión, formarían su más reciente club de fans.

Anécdotas al margen, el hecho es que la fascinación del poder debe parecerse a ganar la lotería. No permite pensar con claridad. Avizorar lo que espera a un presidente que renegó de sus promesas (hasta los científicos se lo espetan) no es muy difícil. Tarde o temprano, le pasará lo que a Fausto con Mefistófeles.

Es mejor que Nadine opte por la discreción. Si desea un futuro político, ése debe ser el camino que recorra ahora. Y que camine derecha. De lo contrario, la simpatía de hoy devendrá desprecio e ignominia.

(Roberto Morales)

Cuadrando a Ollanta

marzo 14, 2012

Carlos Santa Cruz, vicepresidente de NewmontMining Co. para América del Sur, ha exigido hoy al presidente Humala que el gobierno intervenga decidida y visiblemente a favor del proyecto Conga. Carlos Santa Cruz, que no se atrevería a emplazar públicamente a Roque Benavides y menos aún a los altos ejecutivos de Newmont, sí se atreve a cuadrar a la máxima autoridad de la nación.

De dónde tanta osadía.

Quizá haya aprendido de Omar Chehade, congresista de Gana Perú y ex segundo vicepresidente de la República, que se negó a renunciar cuando Humala se lo pidió públicamente y sólo lo hizo a cambio de la total impunidad penal.

Quizá haya imitado a Antauro Humala, cuya bravuconada constante lo ha llevado de la prisión de máxima seguridad en Ancón a un centro vacacional en Chorrillos disfrazado de cárcel, aunque Ollanta hubiera jurado anteriormente que se quedaría en Piedras Gordas.

Quizá se haya inspirado en Nadine Heredia para exhibir que Yanacocha cogobierna. O tal vez haya seguido algún consejo de Alan García sobre la ruta espontánea de la plata.

Cualquiera que fuera el caso… ¿no se trata de una enorme afrenta al mandatario?

(Roberto Morales)

Simonía

marzo 7, 2012

Yehude Simon fue independiente de izquierda. A fines de los 70 coqueteó con el Partido Socialista Revolucionario de Leonidas Rodríguez y Antonio Meza Cuadra y a prncipios de los 80 con la Unidad Democrática del Pueblo de Alfonso Barrantes y Javier Diez Canseco. En la segunda mitad de los 80 se alineó políticamente con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru de Víctor Polay y Miguel Rincón. Nunca fue parte del aparato armado del MRTA pero sí fue su vocero oficioso, como director del periódico “Cambio”. Fue enjuiciado y condenado durante el fujimorismo por “apología del terror”. Desde prisión le hizo un par de guiños al presidente nipón. No obtuvo respuesta.

Durante el gobierno de transición fue amnistiado y en 2001 fue elegido presidente regional de Lambayeque como independiente. Lo hizo bastante bien y fundó su Partido Humanista. En esa calidad respaldó abundantemente a Toledo. En 2006, reelecto en Lambayeque, se alineó rápidamente con el gobierno de García y luego llegó a primer ministro. Siempre defendió al dueño del ego colosal. Incluso ahora nadie sabe de un solo cuestionamiento importante de Yude (que es como se pronuncia Yehude) hacia AGP.

En 2011, sorprendiendo a propios y extraños, contrajo alianza con el PPC y con PPK, junto con la APP de César Acuña, el otro socio menor. De aprista a derechista sin trámite. En verdad, dado el perfil postrero del aprismo, no fue un gran salto.

Apenas perdió Kuczynski la primera vuelta, Simon se insinuó humalista contra Keiko Fujimori. Una vez congresista se hizo postular a la vicepresidencia por Alianza por el Gran Cambio y, con su voto después, salvó la cabeza de Omar Chehade. Luego recibió presupuesto propio -¿recompensa?- para su campaña personal en una especie de adelanto del programa de gestores del desarrollo, que derivó en escándalo.

Hoy Yehude se pasó con zapatos y todo a las filas del humalismo puro, es decir el de Nadine. Simon ha declarado que él ve a la esposa de Ollanta como presidente del Perú en 2016 y que él se ve a su lado.

Olvida Simon que la ley electoral prohíbe postular a la presidencia a la cónyuge (y a otros familiares) del presidente en ejercicio. Que la decencia le exigiría previamente proponer una modificación normativa que haga viable su anteladísimo lanzamiento de la señora Heredia de Humala a la primera magistratura de la nación.

Pero no. Para quien ya adquirió el hábito de tener carnés partidarios en la billetera como si se tratara de tarjetas de crédito, y usarlos según la oportunidad, no debe haber mayor problema en postular públicamente lo que, por ahora, no es más que una ilegalidad.

C’est la vie. Quizá Simon esté calculando que Valdés se va en julio y que Abugattás, a quien se voceaba como su reemplazo, ha perdido piso con el tema de los gestores.

Quizá Simon esté alisando su gastado fajín, ensayando genuflexiones y practicando saludos militares.

(Roberto Morales)

Propuesta al país

febrero 29, 2012

Juan Carlos Tafur ha escrito un muy interesante artículo el día de hoy. En él hace un ejercicio futurista por definir los alineamientos políticos de hoy hacia 2016. Y afirma dos cosas a tomar en cuenta: una, quienes tendrían mejor oportunidad de disputar una segunda vuelta serían Nadine y Keiko; dos, que en la izquierda no se vislumbra candidatura con alguna posibilidad de éxito. Sobre la primera no tenemos nada que decir… aún. Sobre la segunda tendremos que comenzar reconociendo que es absolutamente verdad.

Tafur ensaya una explicación parcial: los líderes de izquierda no están apuntando a 2016 sino a azuzar conflictos, sobre todo en el interior del país. Al margen de si eso es una simplificación, vale la pena volver a preguntarnos: ¿qué es ser de izquierda en el siglo XXI?

Cierto es que los dirigentes históricos de la izquierda están atrapados en la duda entre la grita y la embajada. La vida útil de algunos terminó cuando optaron por la embajada. La grita también se está agotando porque hace falta gobernar y no se gobierna con gritos. Pero los autodenominados cuadros de gobierno de la izquierda, procedentes casi todos de ONGs, son ahora altos funcionarios públicos en ciertos ministerios u OPDs o ejecutivos del área de responsabilidad social de las grandes empresas (sobre todo las mineras). Todos en tránsito de abandono (amnésico) de viejas militancias (o de antiguas aficiones solidarias).

Por tanto, quienes fueron ya no son. La renuncia, que es un hecho, exige sucesión y mirada diferente. Lo que acontece en el país es lo que sucede en el mundo. El gran tema de hoy es la capacidad de soporte del planeta frente al desenfrenado consumo que ha desatado el modo de vida del ser humano. No se trata de “azuzar”, se trata de reflexionar.

Quienes mejor comprenden este asunto son aquellos que conservan su relación cotidiana con el territorio y con la naturaleza, sin grandes ambiciones de trajes de marca, de comidas ostentosas, de vehículos modernos, de LCDs, de celulares, tabletas o laptops. Ellos entienden la importancia de defender su modo de vida y su entorno ambiental, no desde el punto de vista académico, sino desde la óptica de quien construye su felicidad en la sencillez de la vida en armonía con su paisaje. No se trata de terroristas ni de subversivos, ni de ambientalistas rabiosos, se trata de gente como nosotros que simplemente tiene otra percepción de la “calidad de vida”. Y lo más seguro a mediano plazo es que ellos tengan mucha más razón que nosotros, los que habitamos las ciudades y que sí demandamos lo que el planeta no puede proveer sosteniblemente.

Esto último se ha demostrado ampliamente. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Sin embargo, persisten los argumentos insensatos que asumen el supuesto de que los recursos de la tierra pueden ser explotados más allá de límites aceptables, de que extensos territorios (por supuesto no de Europa ni de norteamérica) pueden ser basurero de despercicios tóxicos que no se degradarán en siglos, de que el consumo de los privilegiados puede alcanzar niveles insultantes mientras que la mitad de la humanidad vive en condiciones degradantes.

Entonces insurge el tema Conga, emblema de esta gran contradicción. Y entonces aparece el gran argumento para imponer la destrucción del sistema hídrico del territorio en que se asienta el nuevo proyecto minero de Yanacocha: los recursos naturales son de todos los peruanos y, en nombre de todos los peruanos, le decimos NO a los cajamarquinos. Este argumento hermana, increíblemente, a Alan con Ollanta, y emparenta a ambos con Fujimori. Pues bien, qué derecho tenemos a hablar en nombre de todos los peruanos. ¿Acaso les hemos consultado? Si hasta las encuestas dicen que la población está dividida al respecto. El asunto es tan importante que amerita un gran debate nacional y una consulta popular. El tiempo y el gasto que este debate y esta consulta, vinculante por supuesto, tomarán, serán infinitamente inferiores al tiempo y al gasto que tomará la imposición inconsulta del proyecto. Esto sin contar el costo en vidas humanas que, sin duda, representará la opción Valdés.

El peritaje en curso, todos lo sabemos, no resolverá absolutamente nada. Por favor, no nos chupemos el dedo.

A quienes nos lean, y estén de acuerdo con nosotros, les pedimos que difundan la consigna de CONSULTA NACIONAL POR CONGA. Sólo lo que resulte de ella será auténticamente viable. Y quizá 2016 sea auténticamente diferente.

Algo hay que hacer… ¡pero ya!

febrero 23, 2012

Más de medio millón de niños, 15% de la población infantil del Perú, sufre desnutrición crónica. Las regiones donde se concentra el mayor porcentaje de niños crónicamente desnutridos son Huancavelica, Cajamarca, Huánuco, Apurímac y Ayacucho.

Así lo revelan las conclusiones del documento “Desnutrición crónica infantil cero en 2016” elaborado por el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia y presentado ayer por el padre Gastón Garatea, con la presencia de la primera dama, Nadine Heredia.

No debe llamar a extrañeza que los departamentos más afectados sean justamente aquellos donde se concentra la inversión minera: todo indica que existe una dramática relación directa entre la inversión minera y la desnutrición infantil.

Las empresas mineras deberían tomar nota de esto para trazar intervenciones compensatorias en los territorios en que desarrollan sus operaciones. Y no es que no lo puedan hacer: hace 5 años, el Fondo Minero Antamina desplegó un proyecto ejemplar para reducir la desnutrición infantil, pero luego decidió no retener a las personas que lo concibieron e impulsaron y todo volvió a fojas cero. Como diría Condorito: ¡Exijo una explicación!

Hoy también se supo que los representantes de la región Tacna rompieron el diálogo con el gobierno central (ojalá que transitoriamente) exigiendo establecer límites a la disposición de agua por parte de la Southern, dado que hoy puede hacer prácticamente lo que quiere con el recurso hídrico gracias a autorizaciones conseguidas hace varias décadas.

Todos saben que la Southern pretende reciclar sólo el 15% del agua que utiliza y que limpiar el otro 85%, que está contaminado de 40 años de operación, no está en su agenda de responsabilidad ambiental. El pueblo de Tacna, por tanto, no se ha dejado seducir por una oferta de inversión de casi 700 millones de nuevos soles, que la empresa hizo llegar a través de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Los tacneños quieren, como todos los peruanos, agua limpia. Agua limpia y nutrición infantil son dos demandas, tan legítimas como vitales. El pueblo no va a renunciar a ellas. Es muy necio partir de una premisa absurda para diseñar una estrategia, supuestamente de diálogo, que al final sólo podrá imponerse a sangre y fuego.

¿Vale la pena que el gobierno actúe únicamente como emisario y escudero de la gran minería o acaso debe constituirse, por primera vez en la historia del Perú, en defensor equilibrado de los reclamos justos de la población?

Mientras siga Valdés en la PCM, sólo lo primero es posible.

(Elmer Barrio de Mendoza)

Habló el fantasma

febrero 21, 2012

Óscar Valdés ya no habla de Conga, menos habla de Florindo Flores, a cuya captura (entrega, según Jorge Rimarachín) no fue invitado. Ahora Valdés habla de fútbol. Y, para colmo, apoya la huelga de los jugadores. ¿Cómo podrá, a futuro, objetar el paro de otros trabajadores? ¿O es que el futuro ya no existe para él?

La aparición fantasmal de Valdés se produjo después de un fin de semana en que todas las redacciones recibieron fuertes rumores de su “renuncia” al premierato. “Señor, es mejor que dé un paso al costado”, parece ser una de las frases recurrentes de Ollanta Humala.

Aparentemente la tormenta pasó, pero que uno de los costos que debió asumir el verborrágico primer ministro (terminal) fue la prohibición de hablar de Conga o de algún tema políticamente sensible, sin autorización expresa de esta extraña e inconstitucional entidad que se denomina “pareja presidencial”.

Así que, Valdés (el que parece angustiarse si no habla aunque sea de lo que no sabe o especialmente de lo que no sabe) decidió pronunciarse sobre la crisis del fútbol. Dicen nuestras fuentes que, dado que es inminente que se quedará sin chamba a más tardar (y con mucha suerte) en julio, está sondeando sus posibilidades en el IPD.

Pero Nadine ya no lo quiere. Ni siquiera Loudes Alcorta.

(Roberto Morales)


A %d blogueros les gusta esto: