Posted tagged ‘Isaac Humala’

Aunque la jaula sea de oro no deja de ser prisión

marzo 24, 2012


Antauro está en una prisión dorada en la Escuela Militar de Chorrillos. La derecha está haciendo rabietas por semejante privilegio. Antauro toca la pandereta para que el ruido sea más estridente. Don Isaac toca la trompeta. Los incautos escuchan en silencio y el fujimorismo se hace el muertito.

Para nadie es un secreto que nuestras cárceles son una coladera.  Están superpobladas.  El hacinamiento, la promiscuidad, las drogas, el alcohol y las enfermedades de todo tipo, se trasmiten libremente entre los internos.  Por el INPE han pasado personas de buenos sentimientos y buenas calidades profesionales, pero es poco lo que han podido lograr.

Para nadie es un secreto que los presos de mayor poder económico, tienen celdas con todas las comodidades de una suite de hotel de cinco estrellas.  Tienen empleados y guardespaldas a sueldo, cable y TV LCD, camas con colchones DRIMER, Internet, comida y damas delivery.

Se requiere reorganizar todo el Sistema Peninteciario Nacional; es decir, se requiere una Reingeniería y una fuerte inversión para cambiar la caótica situación actual. Hacer de las prisiones un lugar de igualdad para todos es una misión impostergable. El Estado debe imponerse. Si fracaza en un lugar donde tiene todo el poder coercitivo para lograrlo, mucho menos podrá hacerlo en nuestra injusta sociedad.

De manera inmediata se requiere construir dos prisiones modernas para  Lima y ampliar aquellas que como Lurigancho y Castro Castro, tienen espacio suficiente para extender y también es urgente otra Cárcel de Mujeres. Paralelamente se necesita reorganizar todo el Sistema Peninteciario Nacional; es decir, se requiere una Reingeniería y una fuerte inversión para cambiar la caótica situación actual.

Proinversión puso en agenda la venta de “Maranguita” y la Prisión de Presos Primarios ( por no decir presos fujimontesinistas ) de “San Jorge”.  Prisiones que están ubicadas en lugares estratégicos de la ciudad, con un valor promedio de más de 2,000 dólares por metro cuadrado.  Hoy son lunares conflictivos rechazados por la comunidad.  Desde hace mucho tiempo debieron ser vendidos. Con ese dinero se podrían construir intalaciones en lugares alejados de la metrópoli.  Serían  prisiones modernas y decentes, de acuerdo a estándares internacionales.

La derecha hace rabieta y golpea diariamente por los privilegios que tiene Antauro y la verdad es que este hermano del Presidente, actúa con desfachatez y poco tino. Su comportamiento se aproxima a la de un débil mental.  De eso se aprovechan, cuando no, los termocéfalos de Cuarto Poder, Perú 21, Correo, El Comercio y Expreso (Qué ironía ¿no? ), para arrinconar a Ollanta Humala y obligarlo a deshacerse de los pocos Ministros tibiamente izquierdistas que aún le quedan.  El fascismo embrionario, sigue su curso ineluctable hacia el absolutismo  donde más cómodamente es feliz.

Sin embargo la derecha se cuida de no hablar del sátrapa Fujimori. Hacerlo sería estirar la liga tan larga, que le puede reventar en la cara. Por eso el fujimorismo se está haciendo el muertito. Como quien dice, este problema no va conmigo y así paso piola…. Como Pedro, están esperando que el cadaver de sus enemigos pase por la puerta de la DIROES.

Qué está esperando Ollanta, para pasar a su hermano a hacerle compañía a Fujimori en la DIROES ?? ( “El hombre tiene corazón, aunque no siga sus dictados”. Ernest Hemingway ). Si esta sugerencia se hiciera realidad ¿que diría Aldo Mariátegui ?  ¿Seguiría jodiendo todos los dias….?.   Ojito pelao ¡¡¡

(El Gatopardo)

¿Por qué no te callas?

marzo 22, 2012

La polémica frase que nos sirve de título la hizo famosa el rey Juan Carlos de España cuando se la endilgó, en pleno evento público, al lenguaraz presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Algunos la celebraron y otros la consideraron anacrónica y colonialista.

En cambio, es improbable que actualmente en el Perú haya quien dude de que el primer ministro Óscar Valdés debería renunciar al don de la palabra oral. Le va tan mal cuando habla que debería limitarse a los textos escritos y a las expresiones corporales. El malogrado Marcel Marceau habría sido un gran paradigma para él.

Cuando dejó de hablar, a Valdés no le fue mal. Regresó al verbo y no hizo sino decir intrascendencias o embarrarla completamente. Ayer solamente declaró que el traslado de Antauro de Piedras Gordas a Virgen de la Merced se debió al riesgo que corrían los padres del presidente y del presidiario en su desplazamiento hasta Ancón para ir a visitar a su hijo díscolo y seductor (digamos que esto último es un hecho, aunque algunos no entendamos la causa).

Inmediatamente Don Isaac -que sufre del mismo mal: la locuacidad impertinente- lo corrigió ante la prensa. Nunca ha sido informado – según dijo- de algún riesgo contra su integridad ni la de su esposa y no siente que ella (la integridad de ambos) corra peligro. Dicho en otras palabras: no hable “piedras” (aunque no gordas) señor premier. Antes, el autonombrado “irresistible Pachacútek Azul” ya había dicho que a él no lo habían trasladado porque su vida o salud estuvieran amenazadas sino porque le correspondía. De modo tal que, cuando el primer ministro abrió la boca ayer para dar una nueva explicación inverosímil a la mudanza del Humala rebelde (porque el otro dejó de serlo hace rato) ya sabía a lo que se aventuraba.

“Cuando no tengas nada que decir, no digas nada” era un sabio consejo de mi padre. Qué pena que Valdés no llegara a conocerlo. Se hubiera ahorrado una que otra humillación innecesaria.

La tragedia es para el Perú. Sugiero suprimir la cartera de Primer Ministro, por lo menos mientras Valdés la detente.

(Roberto Morales)

Por la vida, el agua y la dignidad

febrero 13, 2012

Ban Ki Moon, Secretario General de Naciones Unidas, ha dicho que “700 millones de personas en 43 países sufren hoy de escasez de agua, con proyecciones a incrementarse a 3 mil millones al año 2015”. No hay mucho que agregar.

La zona andino-amazónica, que está situada en la franja intertropical entre los 35º de latitud norte y los 35º de latitud sur, es el único lugar del planeta que no se congeló durante las glaciaciones prehistóricas. No lo olvidemos.

En 2006, el ministro de Defensa británico, John Reid, advirtió que al combinarse los efectos del cambio climático global y de la merma de recursos naturales del mundo se incrementaba la posibilidad de conflictos violentos por tierra, agua y energía. Y por la misma época un documento de la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana llamado “Un escenario de abrupto cambio climático y sus implicaciones para la seguridad nacional de Estados Unidos” alertaba la posibilidad de sucesos ambientales cataclísmicos y la emergencia de confrontaciones militares debido a la necesidad imperiosa de recursos naturales y no tanto por conflictos ideológicos, políticos o religiosos.

Poco antes, de acuerdo a lo publicado por el diario inglés The Guardian, un informe secreto del consejero Andrew Marshall al presidente George W. Bush anticipaba “los oscuros efectos del calentamiento global del planeta”, en particular de la escasez de agua y sugería que Washington debía prepararse para estar en condiciones de “apropiarse de este recurso estratégico”.

El afán por imponer los Tratados de Libre Comercio no parece ser ajeno a esta evaluación de las potencias imperiales (incluida China). No existe mejor forma de ingresar a nuestros territorios que por la vía de la diplomacia económica. El garrote dejó de ser, por ahora, el método principal.

Isaac Humala describe la situación económica actual de nuestro país como el producto de la imposición de un modelo neoliberal, donde aparecen los denominados “excluidos”. La exclusión -afirma- es la novedad de la era post industrial. Las personas están excluidas del trabajo, del territorio, del uso natural de los recursos de la comunidad (principalmente el agua). La exclusión es el despojo de la dignidad. La exclusión es el núcleo de la tesis del “perro del hortelano” enarbolada por Alan García. El mismo ex-presidente que nos dividía a los peruanos en ciudadanos de primera y de segunda clase.

Esta concepción post industrial se anima, aparentemente, de ciencia y tecnología. Pero en verdad enajena a la población de su conocimiento ancestral del territorio y de los recursos que aloja.

La economía sustentada en la gran minería está alimentada por el pensamiento globalizador, pero en el llamado hemisferio norte nadie practica la minería como se desarrolla en el país. Está prohibido, por ejemplo, desarrollar minería en cabeceras de cuenca. A nadie se le ocurre.

Tanto la minería subterránea como la minería de superficie son responsables de los daños más grandes a los sistemas naturales de la vida en el planeta y en nuestro país. Isaac Humala dice que “una sola mina mediana a cielo abierto que procese, por ejemplo, sólo 100 millones de toneladas, equivale a lo procesado por todas las minas subterráneas durante 500 años”. No pasará mucho tiempo antes de que la minería a tajo abierto sea considerada un delito de lesa naturaleza.

Más allá de los conflictos socio-ambentales, la explotación minera se implanta en las zonas más pobres del Perú y sólo redistribuye una ínfima parte de sus ganacias. Sólo 7 grandes mineras acumulan 7 mil millones de dólares de utilidades netas. Los territorios donde desarrollan su actividad, mientras tanto apenas han experimentado progreso y sí, en cambio, un gigantesco deterioro ambiental y una gran descomposición social.

(Lincoln Soto)


A %d blogueros les gusta esto: