Posted tagged ‘Daniel Abugattás’

Ridículo al alimón

marzo 15, 2012

El Estado Peruano se estructura en tres poderes fundamentales (ejecutivo, legislativo y judicial). Dos de los tres (ejecutivo y judicial), a través de sus máximos representantes, acaban de ser parte de uno de los mayores ridículos de nuestra historia política.

El presidente de la Corte Suprema, César San Martín, coorganizó la muestra “El punto, la luz” en memoria del célebre pintor peruano Ricardo Flórez. El presidente Ollanta Humala participó de la inauguración (vernisage le dicen) en el Palacio de Justicia. Según se sabe el Presidente de la República atendió a último minuto la invitación de San Martín y puso como única condición que no hubiera periodistas.

Ollanta Humala estuvo muy poco rato pero tuvo tiempo para elogiar la muestra. Pero resulta que Isabel Flórez, la hija del artista anunció inmediatamente que denunciará ante Indecopi y el Ministerio de Cultura que, de los 70 cuadros en exhibición, únicamente 12 pertenecen al famoso puntillista.

El coorganizador privado de la muestra es Wolfgang Schemke, que se presenta como presidente de la Asociación Civil del Museo de Arte Hispano Americano. San Martín sorprendentemente avaló a un personaje desprestigiado, que ya había sido objeto de una grave denuncia hace algunos años por haber presentado sólo piezas falsificadas en una muestra de objetos que, según él, habían pertenecido a Simón Bolívar.

Es verdaderamente increíble que el presidente del Poder Judicial no haya sido informado de los antecedentes de Schemke y que le haya brindado su aval y el espacio físico de la Corte Suprema para un nuevo fraude.

Es más increíble que el presidente Humala se haya sentido llamado a expresar su admiración por la muestra a pesar de carecer de la mínima información artística que hubiera justificado que abriera la boca.

Daniel Abugattás se ha salvado por ahora.

(Roberto Morales)

 

 

Anuncios

Simonía

marzo 7, 2012

Yehude Simon fue independiente de izquierda. A fines de los 70 coqueteó con el Partido Socialista Revolucionario de Leonidas Rodríguez y Antonio Meza Cuadra y a prncipios de los 80 con la Unidad Democrática del Pueblo de Alfonso Barrantes y Javier Diez Canseco. En la segunda mitad de los 80 se alineó políticamente con el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru de Víctor Polay y Miguel Rincón. Nunca fue parte del aparato armado del MRTA pero sí fue su vocero oficioso, como director del periódico “Cambio”. Fue enjuiciado y condenado durante el fujimorismo por “apología del terror”. Desde prisión le hizo un par de guiños al presidente nipón. No obtuvo respuesta.

Durante el gobierno de transición fue amnistiado y en 2001 fue elegido presidente regional de Lambayeque como independiente. Lo hizo bastante bien y fundó su Partido Humanista. En esa calidad respaldó abundantemente a Toledo. En 2006, reelecto en Lambayeque, se alineó rápidamente con el gobierno de García y luego llegó a primer ministro. Siempre defendió al dueño del ego colosal. Incluso ahora nadie sabe de un solo cuestionamiento importante de Yude (que es como se pronuncia Yehude) hacia AGP.

En 2011, sorprendiendo a propios y extraños, contrajo alianza con el PPC y con PPK, junto con la APP de César Acuña, el otro socio menor. De aprista a derechista sin trámite. En verdad, dado el perfil postrero del aprismo, no fue un gran salto.

Apenas perdió Kuczynski la primera vuelta, Simon se insinuó humalista contra Keiko Fujimori. Una vez congresista se hizo postular a la vicepresidencia por Alianza por el Gran Cambio y, con su voto después, salvó la cabeza de Omar Chehade. Luego recibió presupuesto propio -¿recompensa?- para su campaña personal en una especie de adelanto del programa de gestores del desarrollo, que derivó en escándalo.

Hoy Yehude se pasó con zapatos y todo a las filas del humalismo puro, es decir el de Nadine. Simon ha declarado que él ve a la esposa de Ollanta como presidente del Perú en 2016 y que él se ve a su lado.

Olvida Simon que la ley electoral prohíbe postular a la presidencia a la cónyuge (y a otros familiares) del presidente en ejercicio. Que la decencia le exigiría previamente proponer una modificación normativa que haga viable su anteladísimo lanzamiento de la señora Heredia de Humala a la primera magistratura de la nación.

Pero no. Para quien ya adquirió el hábito de tener carnés partidarios en la billetera como si se tratara de tarjetas de crédito, y usarlos según la oportunidad, no debe haber mayor problema en postular públicamente lo que, por ahora, no es más que una ilegalidad.

C’est la vie. Quizá Simon esté calculando que Valdés se va en julio y que Abugattás, a quien se voceaba como su reemplazo, ha perdido piso con el tema de los gestores.

Quizá Simon esté alisando su gastado fajín, ensayando genuflexiones y practicando saludos militares.

(Roberto Morales)

¿Algo se pudre en Cajamarca?

febrero 17, 2012

Ayer el presidente del congreso y uno de los hombres más poderosos del régimen, Daniel Abugattás, brindó declaraciones muy duras sobre Minera Yanacocha. Dijo prácticamente que Yanacocha es la gran culpable de los actuales problemas de Cajamarca debido a sus 20 años de conducta empresarial irresponsable.

Por si fuera poco, cuestionó también el rol antipopular que, en el mismo período, habría cumplido el ministerio de Energía y Minas, y estableció su escasa credibilidad y su nula capacidad de comunicación. Sobre esto último no dudó en extender la responsabilidad a las gestiones ministeriales del actual gobierno.

Ayer el primer ministro, Óscar Valdés hasta el momento en que publicamos este artículo y hasta mayo no más según Juan Carlos Tafur, llamó nuevamente al diálogo al presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos. ¿Qué pasó con el “principio de autoridad” comandante en retiro?

Todas las señales apuntan a que Valdés está perdiendo el partido. ¿Alguien lo estará ganando?

Como decía Humberto Martínez Morosini: ¡Se sienten pasos!

La triste decrepitud

enero 26, 2012

Los otrora izquierdistas, que se subieron al bus del nacionalismo para olisquear el poder al final de sus días, se encuentran divididos. Unos se lamentan como novias menopáusicas despechadas mientras que otros se desviven por parecer todavía indispensables. No importa si el discurso presidencial de hoy no es el mismo que apoyaron al principio. Tampoco importa para ellos cuál será el discurso de mañana. El travestismo sólo es difícil la primera vez.

Javier Diez Canseco, siguiendo a su aparente nuevo líder Yehude Simon, ha defendido la causa impresentable de Omar Chehade hasta el final, aunque el día de marras no fue a votar. Rosa Mavila le ha hecho el coro y ha dicho que tampoco fue porque igual que Diez Canseco tuvo un accidente, pero que de haber ido se habría abstenido de votar, o sea que todo hubiera sido igual. Ambos han deslizado la amenaza que que abandonarán las filas nacionalistas porque se sienten traicionados. No sabemos bien por qué dado que han sido parte confesa del “blindaje” en el caso más visible de presunta corrupción del actual gobierno. Hasta ahora.

Sinesio López ha anunciado algo así como que la izquierda constituirá, ahora, una opción independiente manteniendo el respaldo a las medidas progresivas que impulse el gobierno. ¡Qué miedo! ha contestado Abugattás. Y Otárola ha agregado que no cree que haya una vocación real de ruptura y que el diálogo resolverá los aparentes conflictos. ¿Habrá más embajadas disponibles?

Esos son los unos. Los otros son aún más sorprendentes. Álvaro Vidal, a quien pensábamos algo más consistente, se ha deshecho de personal que él mismo convocó, para congraciarse con el poder y mantenerse en Essalud. Debería recordar lo que sucedió con Lerner después de pedir la renuncia de Carlos Tapia. La genuflexión es es la peor estrategia para conservar un cargo público acosado por los buitres.

Otro caso es el del canciller Rafael Roncagliolo. Hoy se publicó una entrevista que le hizo su propio hijo (¿nadie más quiso entrevistarlo?) y en ella incorpora el malabarismo trabalingüístico como una nueva habilidad curricular. Rafo se ha autoproclamado como el intérprete oficial de la metáfora antiabortiva del presidente sobre el proyecto Conga.

Ha dicho el canciller, poco más o menos, que el gobierno debe respetar los compromisos adquiridos por el gobierno anterior (aunque la Resolución Directoral que aprobó el EIA de Conga no fue firmada por el Director de Minería, que era un ex gerente de Yanacocha, sino por una asesora del despacho ministerial que carecía del rango para suscribirla) pero que no iba a renunciar al diálogo. Que había que comprender la indignación del pueblo con “cierta minería” pero que los “compromisos internacionales” son inquebrantables.

O sea, otra vez, Conga va. Entonces ¿para qué la finta del peritaje, para qué el cuento del gobierno dialogante? ¿No es mejor sincerar la cosas y afrontar los costos?

Los plazos se agotan. Y también la paciencia. Crucemos los dedos para que la adulación y la estabilidad ministerial dejen de ser los argumentos que determinen la toma de decisiones del gobierno.

Algún valiente, sensato pero capaz de decir las cosas con todas sus letras, debe haber. Porque si no queda uno solo, habrá que buscar a los valientes en alguna otra parte. Cinco años pasan pronto. No hay problema. Salvo para los otrora izquierdistas que siempre aspiraron a gobernar y que ahora, que se les va la vida, se conforman con el rol de cortesanos. O de plañideras.

(Elmer Barrio de Mendoza)

6 puntos de ventaja

noviembre 10, 2011


La gestión de Nadine Heredia tiene casi 6 puntos más de aprobación que la de su esposo, según la encuesta publicada hoy por CPI. Lo raro es que Nadine no tiene ningún cargo de gobierno. La conclusión indubitable es que la opinión pública considera que el poder informal de la esposa del presidente es muy alto. No nos atrevemos a decir que mayor que el de la máxima autoridad política del país.

Ambos están ahora rumbo a Hawai. Diario16 ha esbozado, en primera plana, la tesis de que el enfrentamiento entre Palacio de Gobierno y Omar Chehade es sólo aparente. Que si, en verdad, la pareja presidencial quisiera alejarlo del poder podría haber acudido a mecanismos más enérgicos y efectivos. Desde exigirle la renuncia, aunque fuera en privado, hasta solicitar ante el congreso la vacancia del segundo vicepresidente por incapacidad moral. O en todo caso, obtener la renuncia advirtiendo de que se acudiría a la segunda alternativa si el congresista se negara a presentarla.

En cambio, Ollanta Humala únicamente le ha sugerido afectuosamente que “dé un paso al costado” y su poderosa consorte se ha limitado a emitir un tuit metafórico y un retuit de las declaraciones de Humberto Lay. Ninguna de ambas actitudes constituye una decisión política incontestable, tanto no lo constituye que el hasta ahora vicepresidente sólo ha renunciado a nada, ni siquiera a la 4×4 o a la escolta.

Dicho esto, vale la pena decir que la encuesta aludida se realizó nada más que en Lima y Callao y que el trabajo de campo se efectuó entre el 4 y el 7 de noviembre, cuando aún no se había producido lo peor de la crisis generada por el, cada vez más obvio, traficante de influencias. Habría que ver si el resto del país piensa lo mismo (sobre todo Cajamarca, Ancash y Apurímac) y si Lima y Callao mantiene la misma opinión tras la desobediencia de Chehade, el tibio comunicado del Partido Nacionalista “separando” al segundo vicepresidente de sus filas mientras se desarrollen las investigaciones y la parálisis de las mismas por iniciativa del propio presidente del poder legislativo al adelantar la semana de representación de los congresistas.

Este capítulo continuará.

Contradicciones internas por confirmar (II)

octubre 3, 2011


Siomi Lerner es primer ministro pero ante todo es judío. Daniel Abugattás es presidente del congreso -y antes fue voceado al premierato- pero ante todo es palestino.

Ambos disputan el control del poder, para algunos esto quiere decir que diputan el favor político de Nadine. Por ahora, la primera dama parece inclinada a Lerner. Es que Lerner está mejor vinculado con la gran empresa.

Siomi maneja ingentes recursos financieros nacionales y extranjeros (sobre todo, como es natural, judíos). Lo hace dentro de la ley, lo que no cambia el hecho de que los maneja. También llevó al gobierno a la mayor parte de los ministros y a otros altos funcionarios.

Abugattás, que controla todavía la bancada nacionalista, ha concentrado su objetivo en debilitar la presunta ala izquierda del gabinete y, lo que es casi lo mismo, aislar a Javier Diez Canseco. Pero por otro lado ha defendido como nadie la causa del estado palestino en el gobierno y ha logrado el respaldo (ciertamente discreto) del presidente. Además, como la causa palestina goza de las simpatías de la izquierda, ha conseguido neutralizar la impresión de que es un antiizquierdista.

En esta sorda batalla, va ganando Lerner. Pero su victoria es todavía pírrica. Puede costarle algunos miembros de su gabinete. Las posibilidades de Abugattás de asumir la PCM al terminar su gestión presidencial en el congreso son por ahora precarias. Pero todavía faltan (casi) 9 meses.

Contradicciones internas por confirmar (I)

octubre 3, 2011


Javier Diez Canseco y su grupo de referencia están convencidos de que el gobierno de Ollanta Humala enrumba hacia la traición.

JDC cuestionó la candidatura de Humala en 2006. García le debe, en parte, su victoria. El líder izquierdista estaba entonces convencido, por ejemplo, de que Ollanta Humala era el Capitán Carlos de Madre Mía. Después cambió de opinión y ahora cree que se equivocó.

JDC sospechó en 2006 que Humala tuvo alguna relación con Montesinos. Unos años después ya no. Ahora vuelve a dudar. La extraña historia del coronel Villafuerte no lo deja dormir bien.

JDC se preguntó siempre de dónde salía la plata de la campaña. Luego prefirió guardar su preocupación bajo la alfombra. El periplo de Alexis en Rusia y las graves denuncias contra congresistas-aportantes de Gana Perú lo están haciendo levantar el tapiz nuevamente.

JDC no creyó al principio que Ollanta Humala representara un cambio real -y progresivo- de la política económica. Luego creyó que sí. El nombramiento de Castilla en el MEF y la ratificación de Velarde en el BCR, la extraña negociación con las mineras y el nulo avance sobre el gas han logrado que casi esté seguro de que su giro puede haber sido más que un grave error.

Mientras Diez Canseco tiene pesadillas, Abugattás ya le puso la puntería.


A %d blogueros les gusta esto: