Posted tagged ‘caso BTR’

Reos a la vista

marzo 23, 2012

Hoy fueron condenados los implicados en el llamado Caso BTR por la Segunda Sala Penal presidida por el vocal Iván Sequeriros. Elías Ponce y Carlos Tomasio recibieron 7 años de prisión efectiva mientras que Giselle Gianotti fue sancionada con 5 años de cárcel. Esperemos que el INPE no la envíe a Virgen de la Merced.

Pero lo más impactante de la sentencia del colegiado no fueron las condenas, sino más bien la disposición de correr traslado, mediante copias autenticadas, de lo actuado en el proceso al Ministerio Público y al Congreso de la República “para que en uso de sus atribuciones realicen las investigaciones pertinentes contra Alan García Pérez, Jorge Del Castillo Gálvez y Hernán Garrido Lecca”.

Igual procedimiento sigue el tribunal en su fallo para hacer posible la investigación al ex ministro del Interior, Miguel Hidalgo, quien dirigió sospechosamente la incautación de los equipos y la mayor parte de las pesquisas policiales cuando era jefe de Dinandro.

De vez en cuando sucede algo que reconcilia al país con su poder judicial, tan venido a menos por la corrupción histórica que afecta a la mayor parte de su estructura. Ojalá estemos ante una señal de cambio.

Mientras tanto, dejemos suficiente espacio para que los principales socios del gobierno anterior tiemblen aunque sea un poco. El que falta, José Antonio Chang, ya debe estar en plena crisis terciana con el asunto de los colegios emblemáticos.

 

 

El evangelio según Rosa María

junio 29, 2011

¿Seguirá creyendo Dios en la libertad de prensa y en la libertad de empresa? O quizá habrá comenzado a dudar. Rosa María divulgó el mensaje divino y ha sido víctima de él.

Rosa María recuerda ahora a Balzac: “Toda gran fortuna nace de un crimen”. Rosa María se cuestiona todo y padece porque sabe que no puede cuestionar su vida, una existencia dedicada plenamente a la defensa del libre mercado.

¿Qué pecado cometió Rosa María? Rosa María cometió el pecado de creer que la libertad de expresión le permitía disentir, sólo ligeramente, de las decisiones de los que se creían dueños de su opinión. Rosa María hizo alarde de una diminuta independencia.  Martha Meier emitió alaridos sáficos y Luis Miró Quesada escribió un comunicado idiota que le dio forata.

Pero ¿qué había pasado en verdad? Lo que sucedió fue que un Savonarola redivivo exigió el ajusticiamiento de Rosa María. Savonarola era enjuto y su versión resurrecta es hiperinflacionaria. Pero la lipidez abrumadora no es óbice para la maldad persecutoria. Al contrario, la envuelve malaguosa. Ha trascendido que el Savonarola  mórbido y obeso se había enterado de que Rosa María iba a sacar a luz que el verdadero origen de los petroaudios, que no era otro que la vocación acosadora de un presidente insano. Que todo había nacido del encargo de interceptar las comunicaciones de su pretendida, Vanessa Saba, imagen oficial del canal 7  apenas comenzó el gobierno aprista. Según este rumor, que invadió los medios, la idea de Savonarola gordo era conquistar, más bien fagocitar, a Vanessita. Tanto Rosa María como la actriz han desmentido este supuesto en sus extremos chismosos, pero nada más. La una ha dicho que no estaba por presentar ninguna investigación sobre el caso BTR, pero que de haber alguna información fulminante se conocerá de todos modos, porque la verdad siempre aparece. La otra ha declarado que no hubo ningún romance (cosa de la que estamos seguros porque nos lo dicta el sentido común más elemental) y que no fue objeto de ningún espionaje telefónico (aunque no sabemos cómo está segura de eso).

Lo que es indudable es que el papá de la Saba, Daniel, tránsfuga temprano del nacionalismo, era Presidente de PeruPetro, cargo que recibió en premio a su precursora traición y que la empresa que hasta hoy preside estaba metida hasta el pescuezo en las gestiones de Rómulo y Don Bieto (que además era miembro de su directorio). Tampoco está en discusión que el ingeniero Saba fue el único funcionario intocado, que ni renunció ni fue defenestrado, como producto del escándalo. Decía el rumor (negado a medias) que, cuando los encargados de hacer conocer a la bestia  los secretos de la bella  (es sólo un símil) empezaron a grabar, se encontraron con Canaán, que no en vano sonaba a tierra prometida.

Lo que no es rumor sino verdad maciza es que se produjo entonces la fractura de una troncal de desagüe y que de ella salían trozos fétidos de navas, delcastillos y garridos. Rosa María difundió la denuncia, que de paso le vino bien a la empresa de su marido, y (en respuesta) marido y mujer fueron hostigados. También se implantó, con la complicidad de algunos medios, la versión de que era la empresa del marido la que había contratado a los espías. Ahora se sabe que no, que eso fue sólo una patraña.

Oh Dios, no entendemos tu misteriosa sabiduría. Cómo has permitido que Rosa María, una de tus hijas más devotas, haya caído en desgracia, cómo has permitido que dos pecadores insumisos e irredentos (y un tonto redomado)hayan hecho de ella víctima propiciatoria. No creemos que un cristo iluminado  (de fibra sintética por añadidura) alcance como explicación.

Esperaremos resignados a que llegue el tercer día.


A %d blogueros les gusta esto: