Archive for the ‘Variedades’ category

Nadine

marzo 25, 2012
Nota de Redacción.- Willy Quevedo nos ha hecho llegar un sabroso artículo de futurología política, que publicamos porque apreciamos la imaginación y la vocación precognitiva de nuestro colaborador.
Es innegable que Nadine Heredia es ambiciosa y está fascinada con el poder. Si Nadine desea trascender a su esposo Ollanta Humala, necesariamente tendrá que separarse de él.
La separación matirmonial continuaría una tradición que se remonta a los expresidentes Manuel Pardo, Fernando Belaúnde, Alberto Fujimori, Alan García y Alejandor Toledo. Todos ellos rompieron sus enlaces y, salvo TOledo, se unieron a diferentes damas
La historia se acuerda de Lilith no de Eva. Lilith fue la primera mujer de Adán. Se negó a obedecerle y la tierra se la tragó. Desde los primeros tiempos, Lililith vuelve en las noches, para aparecerse en los sueños de los varones y ocasionarles adúlteros deseos sexuales.
Sabemos que hoy está fracasando la mayoría de las relaciones de pareja. ¿Está vacunado el
amor entre Nadine y Ollanta? Lo importante es comprender que cuando estamos hablando de querer o de amar a una persona podemos estar diciendo deseo de comunicación, deseo de relaciones sexuales, deseo de compañía, deseo de convivencia, deseo de tener hijos, deseo de ayudarla, deseo de querer su felicidad a cualquier costo. Como observamos, la palabra amor es peligrosa y contundente.
A las mujeres ambiciosas no les gusta mantener una relación con un hombre que socialmente ocupa un lugar inferior al de ellas. Cuando Ollanta empiece a bajar en las encuestas, a Nadine ya no le convendrá continuar con él.
Para representar a la peruana moderna, no hay mejor prospecto que una madre soltera. Nadine crecería mucho si abandona a Ollanta y se lleva a sus tres hijos.
(Willy Quevedo Tamayo)
Anuncios

Fulbito y full vaso

febrero 22, 2012

Tomar uno o dos vasos de cerveza después de hacer ejercicios puede tener un eficaz efecto rehidratante, gracias a la “alta presencia de elementos antioxidantes” en su composición. Así lo ha revelado un estudio, realizado por científicos de la Universidad de Granada y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Distinguidos especialistas como Joan Ramón Barbany, Manuel Castillo-Garzón y Juan Antonio Corbalán, que no son los peritos de Conga por si acaso, han respaldado enfáticamente esta conclusión y han afirmado cosas tales como que un consumo moderado de cerveza, después de practicar actividad física intensa, alivia los dolores y la fatiga y ayuda a controlar el cuadro conocido como sobreentrenamiento (Barbany), tiene un efecto rehidratante similar al del agua (Castillo-Garzón) o es perfectamente compatible con el rendimiento deportivo en cualquier disciplina (Corbalán).

Las leyendas negras sobre el consumo (inteligente) de cerveza se han comenzado a desmoronar. En la misma rueda de prensa se anunció la próxima culminación de un estudio complementario sobre el efecto-engorde de la cerveza. “Lo que engorda es el mal uso que podemos hacer de la cerveza”, afirmó Corbalán.

La primera conclusión de este nuevo estudio, dijeron los ponentes, es que las personas que beben cerveza de manera habitual no desarrollan más barriga que las que no lo hacen. El estrés continuo y la mala alimentación son las causas seguras de la acumulación excesiva de grasa abdominal, agregaron.

Consultaprevia invita a sus lectores a pronunciarse sobre este asunto, que es al menos mucho más importante que la noticia de que Alan García haya recogido la limosna en la misa de Víctor Raúl (¡cuenten bien! ha recomendado algún comentarista acucioso).

A propósito, el ex presidente ya no podrá culpar a la cerveza (que toma hasta en ley seca) de su ameboideo vientre.

Se va, se va…

febrero 15, 2012

Hoy cumple 111 años Alianza Lima, sumido en una crisis que sólo supera la de su eterno rival: Universitario de Deportes. Feliz cumpleaños, hasta donde sea posible, para el equipo íntimo.

Don Sergio Markarián acaba de convocar a la selección que enfrentará a Túnez. Ninguno de los otrora “fantásticos” parece estar en su mejor nivel. Farfán está a punto de ser expectorado del Schalke 04, el equipo del que era hincha Adolf Hitler. Vargas, donde sea que esté, parece extraviado en un triángulo ajeno a lo deportivo.

Lo que parece malo, quizá no lo sea. Ahora, que nadie espera desempeños rutilantes de la “foquita” ni del “loco”, de repente pueden aprovechar la escasa expectativa y quién sabe pergeñar una actuación sobresaliente. Justamente porque nadie la espera. Pizarro y Guerrero no la pasan mal en sus equipos, pero tampoco son del otro mundo.

La selección peruana sólo puede construirse a partir de su dirección técnica. No hay Messis ni Ronaldos. No hay siquiera un Rooney o un Zlatan. Lo crucial es la solidez del equipo. Y eso requiere humildad. Tal vez la circunstancia brinde un baño de modestia a nuestros jugadores, que saben que las dos fechas que se vienen son determinantes para sus posibilidades de clasificación al mundial.

Se trata de volver a ser y eso, en el fútbol peruano, significa fumigar. A corto plazo, la selección puede ayudar. Ojalá. Pero si no acabamos con las mafias de los Burgas, los Alarcones, los Pachecos y de todos los etcétera, que viven del fútbol cual los buitres de la carroña, ninguna esperanza será sensata.

Se va, se va… A dónde es el tema a resolver. Se va, se va y, mientras tanto, Conga no va. A propósito: cuánto le quedará a Óscar Valdés en el gobierno.

(Roberto Morales)

Eróstrato

febrero 6, 2012

En el año 356 a.C. el Templo de Diana en Éfeso, una de las siete maravillas del mundo antiguo, fue arrasado por un incendio intencional. El deflagrador de este fascinante tesoro, que Herodoto describió como un portento de arquitectura, depositario de las mejores pinturas y esculturas de los mayores artistas de la antigüedad, se llamó Eróstrato.

Eróstrato quería, vehementemente, ser famoso. Intentó ser marino, escultor, militar, pintor y muchas otras cosas. Fracasó, por inepto, en cada uno de sus empeños.

Pero a Eróstrato le obsedía el reconocimiento público y anhelaba el prestigio a cualquier precio. Tal era su ofuscación que un día decidió que, si no podía ser famoso por que la gente lo admirara, podía serlo porque la gente lo despreciara. Entonces fue que planificó y ejecutó el incendio.

Se dice que, junto con el templo, destruyó invaluables pinturas de Apeles, Parrasio y Zeuxis y esculturas de Praxíteles, Fidias y Mirón. Se cuenta que, al ser detenido, Eróstrato se demostraba exultante y que clamaba por insultos y agresiones y que sólo quería escuchar su nombre pronunciado por multitudes, aunque estuviera rodeado de invectivas.

El tribunal que lo juzgó, entendió que cualquier condena que le impusiera sólo sería el cumplimiento del mayor deseo del criminal, así que optó por ordenar que su nombre fuera proscrito para siempre. Cuando Eróstrato salió del juicio, esperando dicterios y anatemas que consagraran su trascendencia, fue despreciado e ignorado por todos. Eróstrato murió en la certeza de su propio anonimato.

No obstante ello, el griego Teopompo y el romano Valerio Máximo, registraron la historia de Eróstrato y así llegó hasta nosotros.

Se llama complejo de Eróstrato al transtorno por el cual una persona busca sobresalir, no importa cómo. Y el DRAE consigna el significado del término erostratismo como la “manía que lleva a cometer actos delictivos para conseguir renombre”.

No necesitamos mencionar el nombre del nuevo Eróstrato, baste consignar que padece de calvicie frontal, frenillo corto y paladar ajeno.

(Roberto Morales)

Busconas

enero 27, 2012

El crack de fútbol Jefferson Farfán ha sufrido el acecho de las busconas. Son mujeres que se dedican a seducir a un buen partido pensando en asegurar sus vidas con la pensión de alimentos. Fácilmente se hacen embarazar de una persona solvente pensando en que tener un hijo de un millonario es una inversión muy rentable. Sin embargo, cuando el juez de menores fija un monto mensual moderado, la sorpresa de la buscona es mayúscula pues no le alcanzará la pensión para vivir holgadamente.

Busconas ha habido en todas las épocas y lugares. Este tema viene a cuento luego de leer el último libro del sociólogo peruano Osmar Gonzales titulado “Ilegítimos”. Es la historia de una buscona llamada Isabel Pacheco Hercelles, hija de José Toribio Pacheco y Rivero y Josefina Hercelles. Isabel en 1885 tuvo un hijo de José Carlos de la Riva Agüero y Riglos llamado Mario y en 1887 tuvo otro hijo de Javier Prado Ugarteche llamado Manuel. En 1905, Isabel se estableció en París y vivió de la pensión que le enviaba la familia Prado. Después de recibir muchas cartas en que le rogaban ayuda, José de la Riva Agüero y Osma giró a su hermano Mario, un cheque de 45 mil francos por única vez.

Javier Prado era el Jefferson Farfán de su época. Tuvo muchos hijos ilegítimos. Javier falleció tempranamente a la edad de 49 años asesinado por un agregado militar estadounidense. Sus hermanos continuaron enviando puntualmente las pensiones de sus sobrinos que no llevaban el apellido Prado. Se dice que Javier Pérez de Cuéllar de la Guerra también es hijo de Prado. Manuel Gonzales Prada Ulloa tuvo una descendiente con Mercedes a la que no quiso reconocer y de quien no se hizo cargo nunca. José Carlos Mariátegui Lachira tuvo una hija, Gloria María, que sí reconoció antes de unirse a Ana Chiappe.

El libro de Gonzales cuenta con abundante información y es un deleite su lectura. “Ilegítimos” ofrece el testimonio de un tiempo en que se ocultaron verdades para defender la unidad familiar.

(Willy Quevedo Tamayo)

En octubre no hay milagros

diciembre 27, 2011

Como lector, uno de los mejores libros que leí este año fue En octubre no hay milagros, la novela de Oswaldo Reynoso. Esperaba encontrarme con una antigualla de los años 50 y descubrí que se trata –en términos de lenguaje– de una obra muy cercana al gusto contemporáneo; con técnica vigente y planteamientos provocadores, tanto ahora como entonces.

Por ejemplo, Reynoso utiliza oraciones cortas (sin caer en un estilo telegráfico) y capítulos relativamente breves; ambas recomendaciones que se hacen hoy a los escritores para adaptarse al lector acostumbrado a la agilidad y concisión, por el uso del chat, el Twitter y las redes sociales. En un ensayo que acompaña la poco imaginativa edición de Peisa, Miguel Gutiérrez señala –entre otros aportes de Reynoso– “la utilización… de diversos puntos de vista, el empleo del monólogo interior… (…a cabalidad y de manera eficiente) [mientras que] la ruptura de la linealidad temporal en el desarrollo del relato, no oscurecía la historia ni hacía fatigosa la lectura, sino [que] la tornaba más incitante y novedosa”. Esto va en la misma línea de atracción a un lector acostumbrado a la multimedia, una de cuyas características es la simultaneidad textual.

Más adelante en su ensayo, Gutiérrez señala como una de las posibles razones de la subestimación de Reynoso por la crítica es la aparición de La ciudad y los perros, la novela de Vargas Llosa, cuyo “experimentalismo supera a la de sus coetáneos de mayor edad”. Sin embargo, este virtuosismo y complejidad en el arte de nuestro Premio Nobel, podría hacer que la novela de Reynoso resulte más ágil y fácil de leer para el ajetreado lector actual.

Porque gracias a los procedimientos arriba descritos En octubre no hay milagros tiene un ritmo acelerado y directo, las acciones se suceden de manera vertiginosa, al igual que las descripciones (que, como bien señala Gutiérrez, están compuestas muchas veces por imágenes); referidas al universo del mundo juvenil urbano de la Lima de los 50 y 60. La novela pasa revista a los distintos espacios urbanos de la Lima de entonces, así como a los distintos estratos socioeconómicos que los habitan. Vargas Llosa describe una Lima muchas veces gris, sucia, fétida, con tintes oscuros y violentos, casi expresionista; por ejemplo, en Conversación en la Catedral o Historia de Mayta. Reynoso también tiene esa mirada turbada y violenta, pero lo suyo es como una Lima en technicolor, sensual y febril, con esos crepúsculos naranjas (que caracterizan al verano en la capital), pero más superficial y volátil, impresionista.

Pero lo fascinante en la novela de Reynoso es cómo sus historias, que se entrelazan y nos van conduciendo hacia desenlaces amargos y frustrantes, técnicamente se van “deshilachando”, al punto que en el capítulo final ya sólo tenemos oraciones sueltas, intercaladas, para cada uno de los relatos. Lo que en términos narrativos es un crescendo dramático, termina siendo –por este efecto de frases sueltas– un diminuendo. La conclusión, entonces, es casi una extinción. Otro elemento “musical” que me parece central es el uso de la procesión del Señor de los Milagros como un referente que sintetiza la (des)esperanza de los personajes y la tensión erótica que atraviesa a la mayoría de ellos. Hay un contrapunto permanente de este episodio de la vida urbana limeña con situaciones, acciones y descripciones, que ayudan a cohesionar la novela. Al mismo tiempo, este es un componente provocador, ya que se asocia la manipulación política y la homosexualidad con este fenómeno religioso (y social).

Otras características de esta novela son el uso de la jerga juvenil (con algún alarde gratuito), la descripción de una clase media en vías de pauperización, la defensa de una opción política socialista y –al mismo tiempo– de la homosexualidad, no de manera tan culposa como en algunas obras de nuestro Premio Nobel, sino como un dato de la realidad, presente en todos los sectores socioeconómicos. Es fácil suponer –dado estos ingredientes– el escándalo que produjo esta obra en su momento y su vigencia en el contexto de una cultura hipócrita y pacata como la limeña. Todo lo cual justifica su lectura y revalorización.

(Juan José Beteta)

Verborragia

diciembre 20, 2011

Dice un viejo refrán que “la cabra siempre tira al monte”. Alan García ha reaparecido en medios hace muy poco y ya vive una euforia incontinente de palabras -y opiniones- excedentes.

García es dueño de un verbo prodigioso en una época en la que el verbo prodigioso se asocia demasiado a la mentira. En 48 horas, Alan García Pérez se ha pronunciado sobre casi todo lo obvio.

Que el gobierno de Humala va muy bien y que cuenta con su apoyo. Que él, sin embargo, carece de vanidad para autodesignarse garante de nada. Que Óscar Valdés es un buen primer ministro y que, aunque lo ha visto una sola vez, siente que es sincero porque mira de frente. Que el proyecto Conga debe hacerse tal cual pero que respalda el manejo del gobierno. Que siente pena por Alberto Fujimorí, que él no lo indultó porque no lo vio tan mal, pero que conforme pase el tiempo mayor cantidad de gente sentirá compasión y apoyará la medida. Que el conflicto con Chile es alentado por los vendedores de armas, pero que el Perú debe equilibrar su posición disuasiva ante su futuro éxito en La Haya.

Un poco más y se pronuncia sobre el resultado de los Reyes del Show y sobre el éxito de Al Fondo hay Sitio. Que no nos extrañe si lo hace pronto.

Antes de que ello suceda, nos permitimos sugerirle algunos temas que ha dejado en el tintero: el debut atamalado de Rosario Ponce en la pasarela, la definición del campeonato nacional a favor del Juan Aurich por penales, el posible encarcelamiento del ex-jotita Anthony Molina y la inminente desaparición de Lori Berenson en los Estados Unidos.

Por lo demás, sólo debemos esperar su saludo navideño y sus pronósticos para 2012. Que los mayas se preocupen, que Nostradamus ya fue.


A %d blogueros les gusta esto: