Ya fuiste Marco Tulio

La furtividad es condición para el sicariato. No existe sicario indiscreto. La campaña por la revocatoria de Susana Villarán, propio mérito y legalidad al margen, es -en metáfora- un asesinato por encargo.

Pero el asesino por contrato (dicho en lenguaje figurado por supuesto) ha quedado en evidencia y, por tanto, ha perdido la eficiencia. Son misterios de la ciencia. Los reflectores lo apuntan en el momento preciso en que ajusta la mira telescópica.

Sabíamos que el figuretismo podía traicionar a Gutiérrez. Lo que no sabíamos es que Marco Tulio era en el fondo suicida. Estar en medio de una campaña por la revocatoria y admitir, en una conversación por muy privada que sea, que el principal logro alcanzado es el posicionamiento de su propio instituto es una locura. Sólo le faltó decir que, gracias a la revocatoria, ahora mejorará el negocio.

Susana Villarán tiene suerte con los audios clandestinos. Con uno ganó las elecciones y con otro puede salvar la alcaldía. Quizá la próxima vez deba postular a la jefatura del SIN (metafóricamente dicho también).

Pase lo que pase con la recolección de firmas ya hay un perdedor de la revocatoria: el inefable Marco Tulio, que quiso pasar a la historia, pero que se equivocó de puerta. Su final es triste. Sólo falta jalar la cadena.

(Roberto Morales)

Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: