Por la vida, el agua y la dignidad

Ban Ki Moon, Secretario General de Naciones Unidas, ha dicho que “700 millones de personas en 43 países sufren hoy de escasez de agua, con proyecciones a incrementarse a 3 mil millones al año 2015”. No hay mucho que agregar.

La zona andino-amazónica, que está situada en la franja intertropical entre los 35º de latitud norte y los 35º de latitud sur, es el único lugar del planeta que no se congeló durante las glaciaciones prehistóricas. No lo olvidemos.

En 2006, el ministro de Defensa británico, John Reid, advirtió que al combinarse los efectos del cambio climático global y de la merma de recursos naturales del mundo se incrementaba la posibilidad de conflictos violentos por tierra, agua y energía. Y por la misma época un documento de la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana llamado “Un escenario de abrupto cambio climático y sus implicaciones para la seguridad nacional de Estados Unidos” alertaba la posibilidad de sucesos ambientales cataclísmicos y la emergencia de confrontaciones militares debido a la necesidad imperiosa de recursos naturales y no tanto por conflictos ideológicos, políticos o religiosos.

Poco antes, de acuerdo a lo publicado por el diario inglés The Guardian, un informe secreto del consejero Andrew Marshall al presidente George W. Bush anticipaba “los oscuros efectos del calentamiento global del planeta”, en particular de la escasez de agua y sugería que Washington debía prepararse para estar en condiciones de “apropiarse de este recurso estratégico”.

El afán por imponer los Tratados de Libre Comercio no parece ser ajeno a esta evaluación de las potencias imperiales (incluida China). No existe mejor forma de ingresar a nuestros territorios que por la vía de la diplomacia económica. El garrote dejó de ser, por ahora, el método principal.

Isaac Humala describe la situación económica actual de nuestro país como el producto de la imposición de un modelo neoliberal, donde aparecen los denominados “excluidos”. La exclusión -afirma- es la novedad de la era post industrial. Las personas están excluidas del trabajo, del territorio, del uso natural de los recursos de la comunidad (principalmente el agua). La exclusión es el despojo de la dignidad. La exclusión es el núcleo de la tesis del “perro del hortelano” enarbolada por Alan García. El mismo ex-presidente que nos dividía a los peruanos en ciudadanos de primera y de segunda clase.

Esta concepción post industrial se anima, aparentemente, de ciencia y tecnología. Pero en verdad enajena a la población de su conocimiento ancestral del territorio y de los recursos que aloja.

La economía sustentada en la gran minería está alimentada por el pensamiento globalizador, pero en el llamado hemisferio norte nadie practica la minería como se desarrolla en el país. Está prohibido, por ejemplo, desarrollar minería en cabeceras de cuenca. A nadie se le ocurre.

Tanto la minería subterránea como la minería de superficie son responsables de los daños más grandes a los sistemas naturales de la vida en el planeta y en nuestro país. Isaac Humala dice que “una sola mina mediana a cielo abierto que procese, por ejemplo, sólo 100 millones de toneladas, equivale a lo procesado por todas las minas subterráneas durante 500 años”. No pasará mucho tiempo antes de que la minería a tajo abierto sea considerada un delito de lesa naturaleza.

Más allá de los conflictos socio-ambentales, la explotación minera se implanta en las zonas más pobres del Perú y sólo redistribuye una ínfima parte de sus ganacias. Sólo 7 grandes mineras acumulan 7 mil millones de dólares de utilidades netas. Los territorios donde desarrollan su actividad, mientras tanto apenas han experimentado progreso y sí, en cambio, un gigantesco deterioro ambiental y una gran descomposición social.

(Lincoln Soto)

Explore posts in the same categories: Economía y Desarrollo

Etiquetas: , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: