El mortal humo del incendio

Más que las quemaduras, el humo es la causa principal de muerte (75%) en un incendio.

La gravedad del cuadro dependerá de si el incendio se produce en espacios cerrados, del tipo de material incendiado, del tiempo de atrapamiento, del consumo de alcohol o presencia de enfermedades respiratorias en la víctima.

El humo daña el organismo por tres formas: asfixia (la combustión consume el oxígeno), quemadura en las vías respiratorias y piel; y daño a nivel celular ocasionado por los productos tóxicos (monóxido de carbono, ácido cianhídrico, etc.)

La muerte por inhalación de humo suele ser rápida. Antes la víctima tose con esputo carbonáceo, lagrimea por irritación ocular, las vías respiratorias sufren quemaduras y se llenan de hollín, la voz se enronquece, falta aire, la respiración y el latido cardíaco se aceleran, aparecen dolor torácico, mareos y pérdida de conocimiento.

¿Cuál es el tratamiento inmediato? Lo primero es retirar al paciente de la fuente de gases tóxicos y proporcionarle oxígeno suplementario, 10 litros/min mediante mascarilla, asegurar una vía aérea permeable, corticoides y broncodilatadores.

(Ernesto Rosales Turriate)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Información y Comunicación

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: