¿Cómo fue que nos “civilizaron” los blancos?

Un estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences, elaborado por investigadores de las Universidades de Gotinga y Washington, demuestra que en el siglo XVI se produjo una drástica reducción de la población de América, en un proceso muy rápido que difiere de lo que se creía hasta hoy.

Los responsables de la investigación afirman con énfasis, a partir de un análisis genético extensivo que se sustenta en los registros históricos existentes, que la única explicación para un declive tan radical es el impacto inmediato de la conquista: guerras, enfermedades, hambrunas y esclavitud.

Según el estudio, que evaluó 137 genomas mitocondriales y 63 subsecuencias antiguas de este genoma, la población americana alcanzó un pico hace 5000 años, y en coincidencia con la conquista, se redujo a la mitad.

Lars Fehren-Schmitz, de la Universidad de Gotinga, señaló que “esta pérdida no se limitó a una región concreta, sino que se aprecia una distribución relativamente homogénea en todo el continente que afecta en mayor medida a las zonas de mayor densidad poblacional”, lo que demuestra que se trató de un fenómeno generalizado: el de la conquista europea.

Amén de lo anterior, la conquista europea trajo consigo otros impactos, que nos afectan hasta hoy. Veamos algunos ejemplos:

La implantación de la tecnología agrícola del viejo continente sustentada en el arado condujo al privilegio de los espacios planos y al abandono progresivo de la cordillera y de las tecnologías andinas que permitían la alta productividad del accidentado territorio sudamericano.

La introducción de especies alógenas animales y vegetales, en detrimento de las especies autóctonas, nos ha conducido, a título de muestra, a cultivar arroz y caña de azúcar en medio del desierto y al desarrollo de técnicas de irrigación de inversión y desperdicio descomunal.

La prelación de la minería sobre las actividades económicas sostenibles -que permitieron el desarrollo demográfico equilibrado durante 4,500 años antes de la conquista- nació de la visión crematística de la economía que primaba desde entonces en Europa y que se expresaba en el metalismo y el mercantilismo, teorías dominantes en el siglo XVI.

No queremos sonar antieuropeos, pero algo habría que repensar ¿no les parece?

Anuncios
Explore posts in the same categories: Información y Comunicación

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: