El baile de los que sobran

En una negociación casi epistolar -y un poco estrambótica- se levantó un paro indefinido que ya no existía y se suspendió un estado de emergencia en el que nadie creía. Cajamarca ha sido el escenario de esta farsa (lo decimos en el sentido del subgénero teatral, que nadie se moleste).

Lo cierto es que hemos vuelto a la noche del domingo 4, antes del abrupto cierre de las negociaciones formales y antes del discurso presidencial anunciando el estado de emergencia (sin que nadie sepa ni cuándo ni dónde se reunió el Consejo de Ministros para acordarlo).

Es decir, en vez de otorgar 24 o 48 horas para la llamada “consulta a las bases” (que sí se produjo y que fue positiva), se ha perdido 12 días (288 horas) para volver a lo mismo. En medio, el único cambio fue el cambio de gabinete. Pequeño cambio.

Veamos: el estudio de impacto ambiental del proyecto Conga, previo acuerdo de partes, será sometido a auditoría internacional y el obispado y la Cámara de Comercio de Cajamarca gestionarán el retiro de la maquinaria de Minera Yanacocha del área en conflicto. Por delante ya se instaló la mesa de desarrollo regional. Todo tal cual estaba en el acta pendiente de firma.

Entonces ¿podemos presumir que la “negociación” del 4 de diciembre fue sólo un montaje para deshacerse de Salomón Lerner? Tal conclusión podría desprenderse de las recientes revelaciones de “Caretas”.

Así las cosas, no debería sorprender a nadie que Alberto Fujimori pase las navidades con su familia y que el año nuevo traiga consigo un raro matrimonio a la sombra del poder.

Si así fuera, muchos de los que votamos por Humala recibiremos una linda, e irrevocable, desinvitación.

(Elmer Barrio de Mendoza)

Explore posts in the same categories: Nacionales, Noticias

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

4 comentarios en “El baile de los que sobran”


  1. Creo que la “desinvitación” es implícita. Sin embargo, nuestra responsabilidad es velar por los objetivos que respaldaron nuestro voto por Humala. La oposición por sí misma, no es el camino. Estar vigilantes y hacer lo que se considere correcto en el entorno político y/o práctico es lo viable.

  2. Marin Says:

    Who is salomon lermer? I know that name from my great, great grandfather. Are we related?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: