Muchas gracias Anna

Una generosa lectora nos envió un comentario a la nota “Si hubiera un sólo justo…”, publicada el 8 de noviembre, que refería a la denuncia del diario Correo contra el congresista Javier Diez Canseco por la propuesta legislativa presentada por él para convertir las acciones de inversión (ex acciones laborales) en acciones comunes. La denuncia de Correo sostenía que, al ser Diez Canseco administrador de un paquete de acciones de inversión de Corporación Backus, su iniciativa constituía un claro conflicto de intereses y que el beneficio patrimonial que su familia podía obtener de ella era significativo.

El comentario de Anna, que así se llama nuestra lectora, nos aclaraba que la conversión accionaria no implicaba incremento de valor de las acciones sino su reemplazo equivalente, preservando su valor nominal, por acciones que otorgaran iguales derechos a sus tenedores (o administradores). Nosotros, que no tenemos interés en propagar falsedades, publicamos y agradecimos la precisión. Sólo dejamos constancia de que nos extrañaba la demora de Diez Canseco en contestar la denuncia del diario.

Ayer el congresista ha, por fin, respondido y ha dicho básicamente lo mismo que nuestra lectora. No entendemos por qué tardó 5 días. Además ha contado que ha vendido el paquete accionario en bolsa (aunque eso debe haber sido hace muy poco). Confiamos en la palabra de Diez Canseco, cuya biografía no permite suponerlo corrupto. No obstante nos queda una pregunta: ¿no tenía que haber advertido de su circunstancia como administrador accionario antes de proponer una modificación legislativa que pudiera ser cuestionada por esa razón? Que haya consignado las tales acciones en su declaración jurada ante el sistema electoral es una muestra de transparencia, pero no es suficiente para asumir que sus colegas y la opinión pública sabían de su posición específica frente al proyecto de ley que estaba impulsando.

Lo valioso del error, y en este caso creemos que Javier Diez Canseco sí ha cometido un error, es que se puede corregir y aprender de él. Si pretendemos eludir el error sólo nos afirmamos en él. Punto aparte… pero no final.

Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: