A la derecha… ¡derecha!


El 28 de julio, en el primer artículo que publicamos después del cambio de gobierno, dijimos que el Consejo de Ministros presidido por Salomón Lerner era “un gabinete pronto a estallar”. En verdad, no pensábamos que tan rápido.

Corremos el riesgo de que Carlos Tovar -o el representante legal del diario La República- nos demande, pero no hay mejor explicación para lo sucedido, con la renuncia de Lerner y su inmediato reemplazo por Óscar Valdés, que la carlincatura de hoy. Así que hemos decidido “piratearla”.

Conga es el “punto de quiebre”. Mal que bien, Lerner logró la “suspensión” del proyecto minero en La Encañada y Celendín y, mal que bien, impulsó el diálogo con la población de Cajamarca. Si este diálogo, que se realizó el domingo 4, no culminó en un acuerdo formal fue porque, entre pocos otros, Valdés impuso la irracional condición de que el plazo total de negociación, incluida la firma del acta, era de apenas 8 horas.

Los representantes de los pueblos afectados demandaron que Minera Yanacocha, la impresentable, anunciara el cronograma del retiro de su maquinaria de la zona de las lagunas cuya intangibilidad demandaban. De otro modo, al no haber una norma gubernamental que dictaminara la “suspensión” anunciada, no podían confiar en que el comunicado de la minera fuera realmente serio. Valdés dijo que no y, ante esto, se alcanzó un nuevo consenso: encargar a entidades de la sociedad civil, de diverso signo, que gestionaran el tal retiro de la maquinaria con la empresa. Tema resuelto, acta redactada e impresa y todos de acuerdo.

Los representantes de las poblaciones altinas pidieron algo totalmente razonable: no más de 48 horas para informar a sus comunidades (consulta previa que le dicen) y luego proceder a firmar. Valdés volvió a decir que no y, en consecuencia, no hubo forma de lograr consenso al respecto. Luego llamó a Ollanta Humala y ambos decidieron decretar el estado de emergencia, que el presidente anunció la misma noche del domingo. Algunos miembros de la delegación gubernamental (que pasó la noche en Cajamarca) han confesado que supieron de la declaratoria por televisión. La viceministra de Minas, Susana Vilca, se atrevió a decir que esperaba que Salomón Lerner no se hubiera enterado del mismo modo.

Ahora, que muchos analistas dicen que “no saben qué va a pasar”, probablemente no quieran referir a lo que parece obvio: el comandante Humala ha dado la orden que sirve de título a la presente nota, lo que significa incumplir explícitamente algunas de sus principales promesas electorales. Lerner ha preferido pedir su “pase al retiro”.

Esperamos estar equivocados.

(Elmer Barrio de Mendoza)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: