¿Cerca del acuerdo?


Durante 8 horas se desarrolló ayer una tensa negociación en Cajamarca. No hubo acuerdo pero se avanzó mucho. Tal como están las cosas, probablemente era mucho pedir que, en una sola jornada, se llegara a una solución. La actitud autoritaria del ministro del Interior, Óscar Valdés, que habría pronunciado la infeliz frase “¡firman ahora o no firman!”, desencadenó la ruptura de las conversaciones. Pero la postura inflexible de Wilfredo Saavedra, el líder del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, a quien siguieron los líderes de las comunidades altinas, tampoco ayudó a lograr un resultado mejor.

No obstante, el panorama de hoy, en Cajamarca, es de tranquilidad. A ello ha contribuido la síntesis equilibrada que hizo el primer ministro, Salomón Lerner, del desarrollo de la reunión. En resumen ha dicho que, si bien no se llegó a firmar el acta de acuerdo, sí se avanzó mucho. Ha quedado claro que, en el tema del agua, la prioridad es el consumo humano y luego las actividades renovables, principalmente la agricultura y la ganadería. La minería y cualquier otra actividad extractiva de recursos no renovables, están en tercer lugar. Eso es muy bueno. Con relación al proyecto minero Conga también se ha establecido, fuera de toda discusión, que el Estudio de Impacto Ambiental vigente hasta hace poco, ha dejado de tener valor, hasta que sea sometido a la más escrupulosa evaluación nacional e internacional. Ergo, la suspensión de la explotación está casi formalizada.

Lo avanzado constituye además un importantísimo precedente que obliga a la actuación consecuente en cualquier otro escenario. Es una especie de retorno a las fuentes de la victoria electoral del nacionalismo.

A esta hora no está claro si, en Celendín, donde se ubica el suspendido proyecto minero, también predomina la tranquilidad. Ojalá que así sea.

El gobierno ha decretado el estado de emergencia en las zonas del conflicto y los líderes regionales, en una postura encomiable, han dispuesto el embanderamiento de los hogares y la suspensión de movilizaciones por el mismo plazo de 60 días.

Esperemos que, en las próximas horas, una vez producidas las consultas que los representantes de las poblaciones más cercanas a Conga necesitan hacer con sus bases, se logre, por fin, suscribir el acta.

Luis Favre -Felipe Belisario Wermus o como se llame- ha perdido una batalla decisiva.

El presidente, así lo deseamos, necesita aprender la lección: no puede cambiar de discurso en 180 grados y pretender que la población lo respalde igual en ambos casos. Si no fue así -y la actitud de Valdés, su hombre de confianza, lo podría hacer temer- seguiremos teniendo negros nubarrones en el horizonte.

Finalmente, los pueblos del Perú deben estar agradecidos a Cajamarca. La minería, pase lo que pase después de ayer, no podrá seguir siendo la misma. El modelo Yanacocha, de abuso y de engaño, ha sido completamente derrotado. La única forma de que vuelva a imponerse es a punta de bala y muerte. Para evitar ello, sólo es necesario impedir que los extremistas nos empujen al precipicio.

Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: