Pier fue el primero


Pier Eduardo Gonzales Arias tenía sólo 24 años. Pier ha muerto hoy en medio de la represión de las protestas de la población de Cañete en contra de la ampliación del penal La Cantera.

Está mal tomar carreteras e impedir el libre tránsito, es cierto. ¿Pero está bien ampliar o construir penales en ámbitos urbanos sin consultar a la población? Muchos creemos que no.

Hace algún tiempo Susana Villarán propuso crear un a “zona rosa” en Lima. Luis Castañeda le respondió, con no mucha educación, que estaba muy bien, pero que la creara en su propio barrio. La iniciativa no prosperó, al margen de que, sin duda, fue propuesta de buena fe (bona fide, diría Ricardo Giesecke).

Por definición, los penales se construyen fuera del ámbito urbano. Lo que pasa es que el ser humano se expande indetenible hacia espacios donde antes no llegaba y, pronto, lo que eran terrenos despoblados se vuelven avisperos de cemento y fierro.

No es lógico insistir en desarrollar centros de reclusión de delincuentes allí donde ya llegó la urbanización. Y ampliar, apreciado ministro Eguiguren, es una forma de desarrollar.

Cuando el pueblo de Cañete, que no tiene tradición de revuelta sino más bien de festejo, se enteró de que estaba en marcha el crecimiento constructivo del establecimiento La Cantera, salió furiosa a protestar. Nadie les había preguntado nada. Primero, los quisieron “mecer”: el jefe del Instituto Nacional Penitenciario declaró que no se pensaba construir un nuevo penal sino de ampliar el existente y el ministro de Justicia agregó que sólo se trataba de hacer un par de pabellones más, uno para capacitación y otro no sabemos para qué más.

La población de Cañete no se tragó el cuento y continuó protestando. Mantuvo tomada la Panamericana Sur y no se movió cuando llegó la policía. Parece que el ministro Valdés -o el general Salazar, experto más bien en desalojos privados- dio la orden de atacar. El resultado: un muerto (aunque ya parece que son dos) y veinte heridos (entre ellos tres policías).

¿Es que era tan difícil consultar previamente a los afectados sobre la ampliación del penal? ¿es que es necesario esperar hasta que la población se levante y tome medidas de fuerza? ¿o es que la frustración de Conga se volvió fuego contra los cañetanos?

La hora exige calma. No perdamos los papeles.

Explore posts in the same categories: Nacionales, Noticias

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: