Razón, ventaja y límite

Mao Zedón, el histórico líder de la revolución china, enseñaba siguiendo a Sun Tzu, que en toda lucha había que cumplir tres principios inquebrantables: razón, ventaja y límite.

Por “razón” entendía no sólo que uno debe estar convencido de la pertinencia de su causa sino que ésta convicción debe ser compartida por gran parte de la sociedad. De este modo se contará con simpatía y apoyo suficientes.

Por “ventaja” entendía que, al emprender la lucha, uno debe disponer de mejores condiciones que el adversario, sea por cantidad o por calidad de las fuerzas con que cuenta. Sea por número, sea por equipamiento, sea por iniciativa, sea por capacidad, sea por lo que fuera. Presentar batalla sin tener ventaja es un error inadmisible.

Por “límite” entendía que nunca existe una lucha hasta las últimas consecuencias, que siempre existe un punto en el que hay que detenerse y que hay que tener la sabiduría para identificarlo y respetarlo. No saber detenerse en la victoria es, decía, el preludio de una derrota.

Viene esto a colación de que Gregorio Santos, presidente regional de Cajamarca y militante de Patria Roja, admirador por tanto de Mao, debe encontrarse ante una encrucijada. La rendición conjunta del gobierno y Yanacocha en la noche de ayer seguramente no es todo lo que la población cajamarquina desearía, pero es una rendición. No percatarse de que detenerse es necesario ya, puede traer consecuencias funestas.

La masiva simpatía de la opinión pública, que no lo dude el presidente regional, va a decaer si no se da cuenta de que ahora corresponde el diálogo. En condiciones altamente favorables además. Está bien que pida garantías de la suspensión de las operaciones hasta un nuevo, intensivo e imparcial Estudio de Impacto Ambiental, pero debe renunciar al maximalismo. Sólo dos opciones son admisibles: un Proyecto Conga ambiental y socialmente responsable, bajo estándares internacionales, cosa que es altamente improbable dado lo que ya se sabe, o la suspensión definitiva del proyecto por alterar el acuífero de modo inaceptable y por afectar la producción agrícola de manera irreparable.

Lo otro, la historia lo enseña, es abrir las puertas al fascismo. No olvidemos que todos los fascismos nacieron de nacionalismos políticos, que luego se aliaron con el gran capital.

Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “Razón, ventaja y límite”

  1. pepelucho Says:

    Comparto en gran parte lo expresado en el artìculo, aunque a partir de estas experiencias no se pueden sacar conclusiones sobre el partido de gobierno y probables desenlaces fascistas.
    Bueno es culantro pero no tanto.

    • Consultaprevia Says:

      Razón tiene el comentario. Cualquier exceso es responsabilidad de nuestro editor, Elmer Barrio de Mendoza, que la asume con total responsabilidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: