Mano negra


El viernes pasado, cerrando el horario de atención de la mesa de partes, llegó al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) la resolución de la Cuarta Sala Penal Especial que otorga “arresto domiciliario”, por exceso de carcelería sin sentencia, a Rómulo León Alegría.

El procurador anticorrupción denunció de inmediato una “mano negra” detrás de la resolución y anunció que, mañana lunes, a primera hora, presentaría un recurso impugnándola y solicitando la ampliación del plazo de detención del famoso reo del caso Petroperú-Discover Petroleum-Fortunato Canaán (el llamado “faenón”), que es el mayor escándalo de corrupción del gobierno de Alan García Pérez hasta donde se sabe ahora.

El jefe del INPE, el mismo que permite las conferencias de prensa de Antauro, señaló que la notificación era inválida porque no registraba la firma del presidente del tribunal, sino sólo la de un secretario.

El abogado de Rómulo León ha contestado diciendo que la resolución está debidamente firmada por los tres vocales y que las notificaciones sólo las firma un escribano, que es lo mismo que decir secretario. Agregó que la resolución es impecable puesto que se ha cumplido el máximo plazo de carcelería permitido para un reo sin sentencia y que lo único irregular es que se ordene arresto domiciliario cuando lo que corresponde es señalar comparecencia en libertad.

Todo indica, por ahora, que León Alegría será excarcelado entre martes y miércoles y que, obviamente, hay terreno para la sospecha.

Eduardo Roy Gates era abogado de Rómulo León antes de ser convocado como asesor personalísimo del presidente Ollanta Humala. Sería tonto no imaginar que alguna vela ha tenido en este entierro. Pero también debe haber tenido alguna en un reciente -y extraño- encierro.

Alberto Químper, Don Bieto, el socio de León Alegría en el “faenón”, que estaba bajo arresto domiciliario cometió hace poco la “imprudencia” de dejarse ver en un café nada discreto. Por supuesto, su arresto domiciliario fue cambiado por prisión efectiva. Lo internaron en el penal de Huaral, fuera de Lima y lejos de los servicios médicos apropiados, a pesar de sufrir de hipertensión arterial. Por supuesto, a los dos días, tuvo un ataque hipertensivo, y luego de recibir atención médica, fue trasladado al penal de San Jorge en el centro de Lima. Al mismo presidio en que se encontraba recluido León.

Rómulo y Don Bieto pudieron conversar, coordinar, ponerse de acuerdo y demás, durante varias semanas. Ahora, León Alegría está a punto de salir de la cárcel. Apostamos a que pronto Químper lo estará también.

Dime con quién andas y te diré quién eres, reza un aforismo. Quien anda con un abogado de corruptos, más aún si tiene un gran poder, probablemente tenga algo que ocultar. Mientras tanto, el abogado de corruptos estará en mejores condiciones de, digamos, “velar por los suyos”.

Así están las cosas.

(Elmer Barrio de Mendoza)

Explore posts in the same categories: Nacionales, Noticias

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: