Diarios de vampiros


Yorgos Papandreu sucedió en 2009 a Kostas Karamanlis en el gobierno griego. Una vez en el poder se encontró con que las cuentas fiscales balcánicas habían sido falseadas… ¡con la entusiasta contribución de uno de los grupos de inversión más grandes del mundo: Goldman Sachs!

Es lamentable que el escándalo haya durado tan poco. Las gandes corporaciones siempre tienen recursos para salir del ojo público cuando no quieren estar en él.

Acaba de publicarse una reveladora lista de funcionarios y consultores que brindaron servicios a Goldman Sachs en el período en que la firma inversora internacional encubrió la gravedad de la deuda griega, que luego se volvería detonante de la crisis europea.

Mario Draghi fue presidente de Goldman Sachs International entre 2002 y 2006, luego fue gobernador del Banco de Italia y ahora es presidente del Banco Central Europeo.

El portugués Antonio Borges, que trabajó entre 2000 y 2008 en Goldman Sachs, llegó a ser vicepresidente de su división internacional. Ahora es director de la división europea del Fondo Monetario Internacional.

Hagamos un paréntesis para recordar la existencia de la llamada “troika” -integrada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea- que está a cargo de autorizar y monitorear las decisiones de salvataje de los países de la eurozona que se encuentren en crisis de deuda. A la luz de esta información, ahora sabemos que dos de esas organizaciones están dirigidas por ex altos funcionarios de Goldman Sachs. ¿Qué se puede esperar de ella?

Pero hay más.

Petros Christodolou también trabajó en Goldman Sachs y fue, desde 2006, el responsable de organizar los productos financieros que encubrieron la deuda griega. Ahora es el funcionario del gobierno helénico encargado de gestionar la deuda.

Allí no termina la lista: los actuales primeros ministros de Italia y Grecia, Mario Monti y Lucas Papademos respectivamente, también han prestado servicios profesionales a Goldman Sachs. Por último, los influyentes Peter Sutherland de Irlanda, Otmar Issing de Alemania y el malogrado Karel van Miert de Bélgica estuvieron vinculados a la firma en cuestión y luego a la Comisión Europea, brazo ejecutivo de la Unión Europea.

Tal parece que tener escrúpulos no es una condición excluyente de los términos de referencia para contratar altos ejecutivos o para designar gobernantes en Europa.

Explore posts in the same categories: Internacionales, Noticias

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: