Desobediencia indebida


Omar Chehade ignoró la gentil sugerencia del presidente Ollanta Humala para que “dé un paso al costado” y comunicó por escrito al país que no renunciará a la segunda vicepresidencia, pero que no la ejercerá. Es decir: no te hago caso y, por si acaso, no te reemplazaré cuando no estés y cuando no esté la primera vicepresidente (que no se dice vicepresidenta).

Quien sale gravemente debilitado de todo esto es el presidente, que además estará fuera del país un largo rato. Nadine, seguramente, lo alcanzará en Hawai.

Chehade aspira a ser Francis Allison, Humala aún no sabemos a qué.

Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: