Los partidos y la construcción de la democracia


Las encuestas sobre la credibilidad de los partidos políticos en el Perú son categóricas y uniformes: establecen más allá de toda duda que hay una crisis permanente que afecta su credibilidad, de tal forma que la ciudadanía cuestiona seriamente su papel en la construcción y sostenimiento de nuestro sistema democrático. Se compara a los partidos -o a su cuerpo de dirigentes- con una élite inescrupulosa, carente de principios y contraria a los intereses nacional y popular.

Los últimos 20 años, con la excepción de Alan García, los ganadores de las elecciones presidenciales han sido personalidades ajenas a los partidos. Igual fenómeno se ha dado a nivel regional y municipal, lo que ha provocado la generación de una casta de políticos con una visión localista y populachera, que tampoco se propone la construcción de sus propios partidos, tratándose únicamente de grupos que trabajan para las elecciones.

Esta realidad no es positiva para el desarrollo de la democracia, más bien la disuelve en un mar de grupos dirigidos por jefecillos regionalistas que carecen de una visión de Estado que exprese los intereses nacionales. Es así que la denominada regionalización es un fracaso, ya que se trata de meras reparticiones departamentales, porque hay tantas regiones como departamentos tiene el país. Cada cual defendiendo su canon sin asimilar una doctrina nacional, siendo esta característica uno de los principales detonantes de sus movilizaciones, en las cuales la línea y la acción de los partidos nacionales es casi inexistente.

Por el contrario, en el llamado primer poder del Estado, sí están representados los partidos nacionales (o los que pretenden serlo). Ellos se han repartido los escaños del parlamento y son los que aprueban las leyes. Es este poder del Estado el que ha de debatir y aprobar una nueva ley de partidos políticos y las que corresponden al sistema electoral, cuyos principales temas ha sido últimamente planteados por el Jurado Nacional de Elecciones.

Los principales asuntos asociados al acápite electoral, que aguardan el debate parlamentario, son: la disyuntiva entre cámara única o retorno a la bicameralidad; la ley de los partidos políticos y la fiscalización de sus fondos; la vigencia o supresión el voto preferencial; la prevención y sanción del voto golondrino. Todos estos temas serán materia de posteriores entregas.

Un aspecto fundamental con relación a los partidos políticos, que es un denominador común de derecha a izquierda, es la falta de renovación de sus cuadros. Otro es la ausencia de selección efectiva de sus representantes. Esto último ha conducido a la presencia inoportuna de legisladores carentes de principios y de ética en todos los partidos y al consecuente desprestigio acumulativo de la acción política congresal. Con esto sólo se está consiguiendo, figuradamente hablando, dinamitar como lo intentó Sendero Luminoso las estructuras de la democracia.

Ahora mismo, un nuevo cuadro político que aparecía en las filas nacionalistas como adalid de la lucha contra la corrupción se ha convertido en la verdadera piedra en el zapato del gobierno. Nos referimos a Omar Chehade, que además se ha vuelto una triste medida de la credibilidad del gobierno de Ollanta Humala. Cada día que pasa, cada hora que transcurre, sin que Chehade sea alejado del cargo de vicepresidente, porque parece que por su cuenta no se irá, el gobierno nacionalista y la propia figura del presidente se desdibujan.

Los nubarrones que se ciernen sobre el proyecto nacionalista amenazan inevitable tormenta. Su evidente falta de experiencia y de reflejos políticos lo viene convirtiendo, en la percepción social, en más de lo mismo. No le queda mucho tiempo a Ollanta Humala para reaccionar de manera enfática ante la crisis provocada por su vicepresidente y para recuperar la imagen de honestidad que fue fundamental para su victoria electoral.

(Ricardo Santana)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: