Chauhade

Omar Chehade renunció irrevocablemente a la megacomisión que investigará los casos de presunta corrupción en el reciente gobierno de Alan García. Se fue porque su presencia era insostenible. Chehade ha perdido la batalla ante la opinión pública. La mitad de ella lo considera definitivamente corrupto y la otra mitad, sospechoso de corrupción.

El más feliz de todos es el propio Alan. Cuando los acusadores pasan a ser acusados, la acusación se enerva. No nos cabe duda de que el último empujoncito contra el próximo ex vicepresidente, la denuncia de la gestión a favor de Andrade-Gutierrez en el Tren Eléctrico, contó con el visto bueno de AGP.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: