¿Parió Paula?


“Hemos alcanzado un acuerdo que creo que nos permite dar una respuesta creíble, ambiciosa y total a la crisis griega”, fue la expresión con que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, anunció hoy más temprano la principal conclusión de la cumbre europea en Bruselas. “Nos tomó toda la noche, pero los resultados serán una fuente de enorme alivio en todo el mundo”, agregó aludiendo a la complejidad de la decisión.

Finalmente, más allá del plazo estimado (que estaba previsto ayer), los máximos dirigentes europeos aprobaron los lineamientos generales de un plan para reducir la deuda de Grecia y habilitarla de aún más liquidez crediticia para atender las urgencias de su enorme deuda.

Tras una reunión maratónica, donde el sueño fue el gran ausente, el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, anunció que el acuerdo reducirá la deuda de Grecia a un 120% de su Producto Bruto Interno hacia 2020. Tal como iban las cosas habría llegado por lo menos al 180%. Para este efecto los bancos tenedores de documentos de deuda griega deberán asumir 50% de pérdidas. Esta parte del acuerdo aún no cuenta con la aceptación formal de todos los tenedores de bonos griegos. En consecuencia, falta todavía un capítulo de la negociación.

Igualmente, el acuerdo contempla que el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional prestarán a Grecia otros 100 mil millones de euros (10 mil menos de la cantidad estimada desde julio).

Otra frase icónica de la reunión, la pronunció José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea: “Estas son medidas excepcionales para tiempos excepcionales. Europa no debe volver a encontrarse nunca en esta situación”. Linda expresión, cuyo contenido habría que matizar.

Es que no sólo se trata de salvar la presión de la deuda griega. La Espada de Damocles que se cierne sobre el mundo demanda otras dos medidas para dejar de amenazarlo. Los dirigentes políticos de la Unión Europea se han comprometido a “obligar” a los más importantes bancos del viejo continente a recaudar, a junio de 2012, 106 mil millones de euros adicionales para respaldar las pérdidas que les provocará el castigo de la deuda griega. De otro modo las instituciones financieras se debilitarán inevitablemente, en detrimento de los ahorristas y prestatarios.

Por último se anunció también que el Fondo Europeo de Estabilización Financiera se incrementará hasta 1 billón de euros, más del doble de su volumen actual (440 mil millones de euros). El objeto principal de esta medida es proteger a las dos economías que aparecen primeras en la cola de la crisis de deuda: Italia y España. Si con los rescates financieros de Portugal, Irlanda y Grecia el mundo ya ha vivido un sismo de dos años, no queremos imaginarnos la hecatombe qué porvocaría una crisis de deuda de la misma magnitud en Italia o España.

Parece que los “tiempos excepcionales” continuarán… ojalá que “las medidas excepcionales” no.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Internacionales, Noticias

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: