Honor… ¡y hombría!


Ayer perdimos frente a Chile. Cometimos serios errores. Sobre todo en los primeros 20 minutos. Pero también demostramos temple y nadie podrá discutir que luchamos hasta el último minuto. Cuatro goles recibidos contra dos goles anotados, pero también contra cuatro tiros a los palos y dos penales estruendosos ignorados por un árbitro incapaz. Claro, todo lo que no es gol no cuenta para el resultado. Pero sí cuenta para el registro del honor… ¡y de la hombría!

Sí, hablamos de hombría, como habló de ella Rudyard Kipling. Aquella que ordena impedir que el triunfo y la derrota impongan su ley, confiar en el valor propio frente la duda ajena, mantener alerta el pensamiento y el músculo tirante cuando en uno mismo todo flaquea y llenar los preciosos minutos con sesenta segundos de combate bravío. Hablamos de esa hombría que se atisba en nuestra selección y que esperamos que cuaje hasta la solidez total.

Perdimos, cómo no, pero quizá ganamos. Porque aún del desastre puede insurgir el mayor logro. Y porque el mayor logro será que se consolide un grupo de hombres, más allá de cuatro nombres, que exprese el honor de una nación.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Variedades

Etiquetas: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: