Si mañana fuera ayer


Mañana se enfrentan, sí se enfrentan, en un partido de fútbol que arrastra cicatrices y traumas, Perú y Chile. Por primera vez en mucho tiempo, los peruanos sentimos que podemos ganar. Sólo con eso, ya hemos ganado un montón.

Don Sergio Markarián ha logrado lo que Oblitas, Maturana, Autuori o Del Solar no pudieron ni por asomo y nadie podría decir que Maturana o Autuori no fueron grandes técnicos, aunque muchos, entre los que nos incluimos, sí podrían decirlo de Oblitas o de Del Solar.

¿Cuál es la diferencia? La diferencia es una sola y se llama responsabilidad. La responsabilidad de cumplir el objeto, explícito o no, del contrato firmado: hacer todo lo posible por lograr la clasificación del Perú al Mundial. La responsabilidad, así entendida, se convierte en honor, de modo que de lo que se trata es de hacer honor al compromiso adquirido.

El honor de vestir de blanco y rojo es una sensación que se perdió allá por 1982, probablemente con el 5 a 1 ante Polonia en el Mundial de España porque no se había perdido siquiera con el 6 a 0 frente a Argentina en el mundial gaucho. Se perdió porque el engreimiento de algunos jugadores los hizo pisar nubes y perder de vista su compromiso con el país. Se perdió porque sucesivos técnicos apañaron -y fueron parte de- esa inconducta. Y se perdió porque el fútbol peruano fue tomado por asalto por muchos maleantes, incluso algunos de cuello y corbata.

Don Sergio Markarián, tantas veces ignorado para dirigir la selección peruana, quizá porque nunca negoció porcentaje alguno de su contrato, ha venido a cambiar eso. Y, suceda lo que suceda mañana, lo ha logrado. La conducta ejemplar de Paolo Guerrero de dedicar su día libre para visitar a la pequeña Romina Cornejo (símbolo de paz y de rechazo a la delincuencia) en la Clínica Santa Mónica no es ajena a la conducción de Makarián, que ha logrado infundir un nuevo espíritu a los jugadores, que va mucho más allá de las canchas.

Miguel Grau, aún derrotado en Angamos, es el más grande héroe de la Guerra del Pacífico. Lo es porque fue un gran guerrero pero, sobre todo, un hombre de honor. Recuperar el honor es lo mejor que nos puede pasar como país.

¡Viva el Perú!

Anuncios
Explore posts in the same categories: Variedades

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: