El turismo y la explotación sexual (III)

Repasemos: la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes – ESNNA, es considerada una violación contra los derechos humanos de las personas menores de edad, la cual supone la utilización de niñas, niños y adolescentes menores de 18 años para relaciones sexuales remuneradas, pornografía y diversas actividades donde se pueda sacar ventaja o provecho de carácter sexual basándose en una relación de poder cuyo intercambio económico ó material se da directamente con el menor de edad ó con un intermediario.

La ESNNA en los viajes y el turismo es una conducta infamante que practican diferentes personas para satisfacer sus deseos sexuales con menores de edad, lo cual implica que turistas adultos, ya sea de procedencia nacional como extranjera, exploten sexualmente de estos menores, mediante la transacción monetaria o la compra de algunos bienes.

La explotación sexual de niños, niñas y adolescentes – ESNNA, es una gravísima situación que no solo contribuyen a aumentar la violación a los derechos de los niños y niñas, dejando en ellos daños físicos, mentales, sociales y emocionales; si no, también implican un grave deterioro en el desarrollo de la actividad turística, afectando seriamente al destino turístico.

Cabe señalar, que si bien la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en un primer momento no evidencia un impacto económico directo, las consecuencias pueden ser cuantificables cuando se inicia el período de deterioro del destino. A esto se suman los demás impactos sociales como, la inseguridad, la drogadicción, la prostitución y la corrupción entre otros.

La globalización es uno de los factores que ha favorecido el incremento del la explotación sexual en niñas, niños y adolescentes. El asunto de la pedofilia y el de las redes de prostitución en las ciudades turísticas señalan las conexiones turísticas con conductas y perversiones asociadas a prácticas de poder e impunidad. Si bien esas condiciones no son un rasgo particular y singular de los destinos turísticos, señala la facilidad con la que se verifican y aceptan estas vinculaciones, al ser lugares claramente más orientados al placer.

Considerando que el desarrollo turístico es una dinámica que gira alrededor de aspectos como la demanda, el poder público, las inversiones privadas y la sociedad civil en general, puede suponerse que dependiendo del segmento de la demanda, la explotación sexual, puede ser percibida tanto como un fin en sí misma, o como una oferta complementaria de la oferta general de ocio de un destino turístico.

En conclusión, el fenómeno del turismo sexual es un objeto novedoso de investigación en la medida que hay pocos estudios de base técnico científicos sobre las relaciones entre el turismo sexual y el desarrollo sostenible de los destinos turístico. Delante de estos hechos, es posible concluir que existe una laguna en esta área del conocimiento, que podría ser superada con investigaciones científicas que a su vez podrían servir de apoyo técnico para que los gestores de destinos turísticos puedan perfeccionar sus prácticas y para alcanzar resultados más eficaces del punto de vista social, económico y político.

(José Soto Lazo)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Economía y Desarrollo

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: