Una paloma para Susana

La alcaldesa de Lima ha declarado, prescindiendo del ministerio correspondiente, que hay sobrepoblación de palomas en la capital y que ello es un problema de salud pública. Ergo, hay que deshacerse del excedente. Dijo que no permitirá que se utilicen, para el efecto, venenos ni aves rapaces. Dijo también que existen otros medios onerosos, que se usan en grandes ciudades y que quizá habría que utilizar en Lima, pero que la primera medida será prohibir que los vecinos alimenten a las tortolitas y a sus primas y, la siguiente, convocar a un encuentro de colombólogos (que así se llaman los que saben de palomas) para definir las mejores acciones a tomar.

Hay un problema con la alcaldesa: tiene un sentido muy extraño de la prioridad. Ciertamente la sobreabundancia de palomas ha generado diversos problemas de salud en el mundo, pero aún no es exactamente un problema urgente para la población limeña, que entiende que hay otras cosas de mucha mayor importancia: transporte público y seguridad ciudadana principalmente. La alcaldesa lo entiende pero no es capaz de focalizar su atención, en realidad es un poco dispersa. Ha tenido iniciativas interesantes frente a ambos asuntos fundamentales, pero sin aparente solución de continuidad. En medio la ganan el orgullo gay, la zona rosa o la demografía palomar, que son temas que podrían ser quién sabe prioritarios en Oslo o en Florencia, pero que para el limeño de a pie no constituyen urgencia alguna.

Por otro lado, si Alan García, a quien las palomas se le paran en la cabeza, hubiera lanzado la idea, todos sospecharíamos de algún negociado. Por supuesto, tratándose de doña Susana, no. Pero qué sentido tiene insinuar gasto público en lo que no es prioridad, casi para nadie.

Finalmente, es probable que todos entenderíamos mejor una campaña de desrratización, que la alcaldesa no propone, que una de despalomización. El prestigio de las palomas, por largo tiempo vinculado a la paz, aún está a salvo y los alimentadores de palomas, que hacen mal sin duda, todavía huelen a incienso y un poco a santidad.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Política

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: