Chimbotanos

La bahía de Chimbote es la capital peruana del acero y la pesca debido a la presencia de la siderúrgica y las decenas de fábricas de harina de pescado. En esta ciudad viven actualmente 400 mil habitantes y como todo gran puerto es escenario de millones de historias interesantes.

El lauredo escritor ancashino Oscar Colchado acaba de publicar la novela “Hombres de mar” ambientada en Chimbote de la segunda mitad del siglo XX. Narra las experiencias del luchador social Pedro Chinchayán y del empresario llamado Muki. Chinchayán es el incansable organizador del sindicato de trabajadores que se enfrenta una alianza formada por los patrones, el divisionista MLR, grupo de asalariados del dictador Francisco Morales Bermúdez y un sector de la iglesia liderado por el obispo Luis Bambarén. Muki es el alter ego de Eudocio Martínez Torres. Oriundo de Pataz, Martínez emigró a Chimbote a los 16 años. Hizo su primer capital reparando redes, después compró embarcaciones y aprendió el tráfico de drogas con Luis Banchero Rossi quien, según el relato, acompañado de un químico alemán, viajaba frecuentemente a la zona entre los ríos Monzón y Huallaga para recolectar pasta básica de cocaína y luego exportarla camuflada en latas de conserva de pescado.

Chinchayán fue detenido y conducido a Lima siendo apresado en el penal El Frontón. En 1980, ante la convocatoria a elecciones, fue liberado y regresó a su tierra donde se sorprendió de que el enemigo eran los terroristas de Sendero Luminoso. En 1985, fue candidato al parlamenteo en la lista de Alfonso Barrantes.

Muki instaló un aeropuerto en Guadalupito, 30 kilómetros al norte de Chimbote, donde llegaban las avionetas repletas de droga. Al poco tiempo amasó una fortuna evadiendo el acoso de los agentes de la DEA gracias al apoyo del asesor presidencial Vladimiro Montesinos.

La obra “Hombres de mar” logra describir con crudeza la evolución de la sociedad chimbotana, que lamentablemente ha sido infiltrada por el poder del narcotráfico. El tono de la narración es dramático y el ritmo sigue la travesía de una bolichera en alta mar.

Colchado se luce pincelando la atmósfera porteña. Es cautivante que calles y plazas de la ciudad sean retratadas en detalle. Empero, cae en la tentación de incluir leyendas urbanas demasiado conocidas que disminuyen el interés del relato. En conclusión, el libro es un bello y justo homenaje que merecen los chimbotanos.

(Willy Quevedo)

Anuncios
Explore posts in the same categories: Variedades

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Chimbotanos”

  1. César Augusto Legua Says:

    Bien por el artículo comentario de Willy Quevedo. Saben me llamó la atención que presenta la obra en la época de lucha de los hombres de mar de nuestro país, contra la organización conocida en el Gobierno Militar de los 70, como Movimiento Laboral Revolucionario-MLR (que también presenta en el cuento Vuelve la Moby Dick) o la relación con Eudocio Martinez Torres cuya historia personal aparece en el artículo http://www.perupesquero.com/noticias.php?id=152


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: