Oscuridad al final del túnel

Las bolsas están en alza. Brevemente, pero lo están. El índice que más ha subido es el Hang Seng. ¿Habrá el mundo salido de una semana terrible? Decimos enfáticamente que NO.

Observemos atentamente algunas cosas. Sólo tres veces desde 1929, las bolsas sufrieron altibajos similares a los de la semana pasada. En todas ellas, los efectos fueron durísimos y extensos. La producción industrial neoyorquina descendió y eso es sólo un anticipo, lo dicen prácticamente todos los analistas, de lo que sucederá en otros sectores. La crisis de la deuda europea no se detiene y Alemania, la única economía verdaderamente fuerte del viejo continente, ha lanzado un portazo a sus actuales socios. Agárrate Berlusconi. George Soros, el célebre buitre del crac bursátil, ha puesto el dedo en la llaga y ha afirmado que sólo si Grecia e Irlanda abandonan la Unión Europea habrá una salida de largo plazo. La deuda pública de demasiados países excede a su respectivo PIB. El oro bajó y el cobre subió y los precios de los commodities fluctúan inmisericordes. Estamos en la cuerda floja.

Los países sudamericanos -todos, no sólo el Perú- salieron relativamente ilesos entre 2008 y 2009. Es decir, no es cosa de si seguimos o no, al pie de la letra, los dictados de Smith y Friedman. De hecho, Cristina Fernández es clara favorita para las elecciones presidenciales argentinas y, uno de sus puntos a favor, es el contento de la población con la situación económica del país. No nos vengan ahora con que fue la política económica de García la nos puso a salvo de la crisis

Ojo con la concentración de nuestras reservas en moneda americana. Ojo con la primariedad de nuestra base económica. Ojo con la fragiilidad de los mercados de nuestras exportaciones. Ojo con el agotmiento de nuestros recursos naturales. Ojo con los escenarios de política exterior en circunstancias de crisis mundial.

Está bien que el nuevo presidente hable poco, el anterior hizo un derroche verbal inclemente con probable propósito celptocrático. Pero no se trata de emular a Manuel Odría. No sólo se requiere hechos contundentes, en esta situación lo que más hace falta es claridad de pensamiento y agudeza en la decisión. ¿Estaremos ante un imposible?

Anuncios
Explore posts in the same categories: Economía y Desarrollo

Etiquetas: , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: