Mataron a Facundo Cabral (y ya había muerto varias veces)

Ya sabíamos, aunque algunos preferíamos mirar al techo, que los gobiernos de Lula en el Brasil estuvieron más que sazonados de corrupción y que el gobierno de Dilma, ex guerrillera, también lo está. Acabamos de saber que el Pepe Mujica, ex tupamaro y actual presidente de Uruguay, se ha proclamado defensor y promotor de la gran minería a tajo abierto en su país y que se viene enfrentando beligerantemente a las poblaciones e instituciones que la resisten. Ya sabíamos que los gobiernos de los Kirchner en Argentina han estado plagados de prácticas moralmente cuestionables y que sólo la repentina muerte de Néstor Carlos logró aplacar una secuencia inacabable de denuncias. Acabamos de saber que Alexis Humala se presentó, ante diversas instancias y empresas de la Federación Rusa, como representante formal de su hermano y presidente electo del Perú, para hacer negocios de gas, pesca y no se sabe qué más.

Esta mañana, un grupo de sicarios asesinó a Facundo Cabral, el famoso cantautor argentino, en Guatemala. Cabral era exponente de una generación de artistas que hizo de su arte una proclama por la justicia y por la libertad. Seguramente hizo dinero, como lo hizo su gran amigo Alberto Cortez y como lo hicieron varios otros que respondieron a ese mismo discurso común. Pero nunca fue, como no lo fueron sus iguales, un artista comercial. Siempre intentó transmitir valores importantes, con su letra y con su voz. La muerte de Cabral nos recuerda a Zitarroza, a Soledad Bravo, a Viglietti y a Mercedes Sosa, nos trae a Quilapayún e Inti Illimani y también a Silvio y a Pablo y a Serrat y a Sivina, que no eran idénticos pero que sí eran iguales. Era (es) gente que prefirió (prefiere) compartir lo suyo con no muchos, guardando un gran respeto por su propio talento y por su propio mensaje. Gente a la que no se puede acusar de inmoralidad o corrupción. Gente que comenzó a morir hace mucho tiempo, quizá desde cuando los otrora referentes o profetas de manifiestos parecidos a los de sus canciones, se empezaron a mostrar venales o malvados como cualquiera de aquellos a quienes dijeron despreciar o combatir y a los que juraron se parecerían jamás.

Los ministros de Dilma renuncian por inmorales, como ya renunciaron antes los de Lula. Necesitamos saber que pertenecer al Partido de los Trabajadores, o a cualquiera parecido, no inmuniza contra el crimen. Los uuguayos tienen probablemente el más alto estándar de vida en Sudamérica. Necesitamos estar claros en que si el Pepe quiere gran minería no es por mejorar la calidad de vida de su población sino por algún otro tipo de interés. Los Kirchner siguen siendo referentes electorales indiscutibles en Argentina, a pesar de las abundantes denuncias en su contra, y probablemente Cristina continúe siendo presidente (que no se dice presidenta en nombre del género) tras las próximas elecciones. Necesitamos estar seguros de que la voluntad popular de hoy, por muy progresista que parezca, no siempre expresa la convicción social que sólo se adquiere en el largo plazo. El Partido Nacionalista del Perú ha desautorizado oficialmente y ha suspendido en sus cargos a Alexis Humala, a solicitud expresa de Ollanta Humala, pero ni el partido ni el presidente electo lo han denunciado por usurpación de representación, que es lo mínimo de lo que se le pueda acusar. Necesitamos convencernos de que las respuestas a medias, o contradictorias, sólo esconden algún grado de culpabilidad.

A Facundo Cabral lo asesinaron hoy, pero a él, que se separó radicalmente de los intereses crematísticos a los que pudo aspirar por su talento y que expresó sus dudas honradas frente a quienes, sin mayor talento y desde el poder, actúan con medias tintas frente a los negocios oscuros y reniegan con su conducta del discurso que enarbolan, y que se enfrentó sin ambages a los criminales y a los traficantes de basura, lo venían matando desde hace tiempo.

Hoy, sus asesinos elevaron a Cabral a la gloria, que ellos jamás conocerán . Hoy, Facundo verá nuevamente a su madre. Hoy, los honestos tienen un nuevo nombre que corear. Hoy, los delincuentes y los traidores tienen una nueva sombra a la que temer.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Internacionales, Noticias

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: