¡Y dale U!

Desde Cienciano en la Copa Sudamericana, mucho tiempo hacía de que un equipo peruano de fútbol no campeonaba en nada. El representativo juvenil de Universitario de Deportes acaba de ganar la primera edición de la Copa Libertadores Sub 20. Sabemos que lo hizo con orden y garra, las cualidades históricas del conjunto crema, y con algo de talento. Alegrémonos lo suficiente.

Hace un rato también descendió River Plate en Argentina. No es necesario saber de fútbol para entender que esto representa una tragedia para, digamos, una cuarta parte de la sociedad argentina y un drama para el resto, excepción hecha de la fración radical de la fanaticada de Boca Juniors.

Por un rato, algo se hizo bien en la U. Mucho se hizo mal en River Plate. Ni los logros ni los desastres deprotivos son fruto de la casualidad. Sólo el trabajo paciente -¡y decente!- reporta plazos largos de éxito.

No conviene olvidar entonces que mientras esto pasaba, y mientras Sebastian Vettel ganaba en Valencia y los favoritos avanzaban en Wimbledon, en Lima estallaba el escándalo de la remodelación del Estadio Nacional. Precios sobrevalorados hasta el cielo.

¿Dónde están los ladrones, dónde están los bandidos? canta Shakira, la novia mayorcita de Piqué. En este caso, están sin duda en el Instituto Peruano del Deporte y, siguiendo la ruta ascendente, en el Instituto Peruano del Deporte y en el Palacio de Gobierno.

¿Qué tiene el Partido Aprista que está bañado de basura? La percepción nacional lo ubica como una agrupación de delincuentes. ¿Cómo ha dilapidado Alan Gabriel la herencia de Víctor Raúl? Con qué facilidad ha convertido un partido respetable en una banda de asaltantes y “pirañitas”.

Celebremos hoy a los juveniles de la U, lamentemos el descenso de River, disfrutemos al joven maravilla en la Fórmula 1 y esperemos al campeón de Wimbledon. No olvidemos, mientras tanto, que el desarrollo del deporte de base es uno de los deberes más importantes del estado. Y esperemos que la sanción ejemplar sirva para escarmentar a los vividores, que han hecho del deporte su mayor fuente de ingresos personales. Los enemigos íntimos, Woodman y Burga, saben demasiado. Mejor que se cuiden.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Variedades

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: